Sentencias

De EnjWiki



Ver También: Adjudicación Casación, Estatuir, Falta de Casación, Motivos, Falta de Defecto Ejecución de Sentencia Interpretación, De Sentencia Notificación de Sentencias Sentencias en Dispositivo

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

Administrativas

La Resolución del Tribunal Superior Administrativo que suspendió la ejecución de la sentencia del Juez de Jurisdicción Original y fijó audiencia para conocer del recurso de apelación tiene carácter administrativo y no es susceptible de casación.[1]

La Resolución del Tribunal Superior Tierras ordenando la cancelación de un certificado de título a favor de A y la expedición de uno nuevo a favor de B, no es una sentencia definitiva, sino una disposición administrativa, por lo que el recurso de casación contra ella es inadmisible.[2]

Condenación

Ver También: Prestaciones Laborales

Cuando la sentencia laboral de primer grado condena a X y/o Y al pago de las prestaciones, la condena es común, pues el cumplimiento de uno de ellos liberaría al otro frente al demandante. En este caso, el recurso de apelación de uno de ellos favorece al otro y el Tribunal debe resolver el recurso sin hacer exclusión de la parte que no apeló. El Tribunal no podía declarar que la sentencia de Primera Instancia se había tornado irrevocable en cuanto a él.[3] [4]

Contenido

Al exigir el Artículo 141 del Código Procedimiento Civil que en las sentencias figuren las conclusiones de las partes, lo que se persigue es que los Jueces estatuyan sobre todas las cuestiones suscitadas ante ellos, pero tal propósito queda satisfecho si se pide y obtiene confirmación de la sentencia de primer grado, aún cuando no aparezcan las conclusiones ni en las actas de audiencia ni en la sentencia. Pero si la Corte aumenta el monto de la indemnización, la conclusión en cuanto a ese monto debe aparecer, a fin de que la Suprema Corte de Justicia pueda controlar si la Corte a qua acordó más de lo solicitado.[5]

Los Jueces no tienen el deber de contestar a los alegatos contenidos en los escritos, cuando no se formalizan en conclusiones.[6] [7]

La mención de los textos legales en que se funda la sentencia, no es a pena de nulidad, por lo que la invocación de textos erróneos no puede ser motivo de casación.[8] [9] [10]

Si bien los Jueces deben responder a las conclusiones de las partes, su respuesta puede resultar de la combinación de puntos de hecho y motivos. La falta de transcripción de las conclusiones no lesiona el derecho de defensa.[11] [12]

Los Jueces de fondo están en la obligación de responder a todos los puntos de las conclusiones de las partes para admitirlas o rechazarlas, dando los motivos que sean pertinentes. Esta regla se aplica tanto a las conclusiones que contienen una demanda como a las que contienen una defensa, una excepción o un medio de inadmisión.[13] [14] [15] [16] [17] [18] [19]

Los Jueces no están obligados a señalar las piezas cuyo contenido sirve de apoyo a la enunciación de los hechos. Basta la expresión “vistas las piezas del expediente”.[20] [21]

Los Jueces no están obligados a contestar específicamente sobre todos los puntos de las conclusiones, señalándolos individualmente, si del contexto de los motivos resultan contestados implícitamente.[22] [23] [24] [25] [26] [27]

Se casa la sentencia que revela que el Tribunal a quo no examinó un escrito de conclusiones que rectificaba un error.[28]

El dispositivo de una sentencia puede encontrarse en los motivos cuando los Jueces responden al punto sometido.[29]

La omisión del número de la cédula, profesión y domicilio de las partes no vicia de nulidad una sentencia.[30] [31]

La cita del artículo equivocado, cuando conducía al mismo resultado que el correcto, no invalida la sentencia.[32] [33]

La Corte de Trabajo no debió simplemente reproducir las conclusiones de la recurrente “ratificando en todas sus partes las conclusiones vertidas en el escrito de defensa”, sino que fue necesario que esas conclusiones fueran copiadas in extenso en el cuerpo de la sentencia, a fin de que la Suprema Corte de Justicia pueda verificar si está bien fundamentado el vicio atribuido a la sentencia, de haber atribuido a la recurrente conclusiones distintas a las presentadas.[34] [35]

Al revocar la sentencia apelada, es evidente que la Corte de Ap. se pronunció sobre el fondo. No tenía que declarar expresamente en el dispositivo que rechazaba las conclusiones del recurrido.[36]

La mención del acta de no acuerdo del preliminar de conciliación en la sentencia es una simple formalidad que no puede alegarse por primera vez en casación (Artículos 47 y 54 de la Ley 637 sobre Contratos de Trabajo)[37]

No obstante las consideraciones de la sentencia, propias de una que recoge un medio de inadmisión, se rechazan las conclusiones del apelante por improcedentes y mal fundadas. Esta sentencia contiene una contradicción entre los motivos y el dispositivo y debe casarse.[38] [39]

Si bien al examinar el fondo de la demanda en el cuerpo de la sentencia entra en contradicción con el dispositivo que declara inadmisible dicha demanda, ese hecho por sí solo no es motivo de casación, independientemente de la terminología utilizada.[40] [41] [42] [43]

No es completa la sentencia de apelación que no consigna el dispositivo de la sentencia de primer grado ni el acto introductivo del recurso.[44]

La sentencia que no consigna las conclusiones sobre el fondo presentadas por las partes, ni si a éstas se les dio la oportunidad de que se pronunciaran en cuanto a los méritos del recurso de apelación, viola el Artículo 141 del Código Procedimiento Civil.[45] [46]

El hecho de que un Tribunal modifique una sentencia de primer grado, reduciendo el monto de la condenación, y no la revoque totalmente, como solicitó el recurrente, no constituye el vicio de un fallo extra petita ni ultra petita, los cuales se manifiestan, el primero cuando el Juez decide sobre aspectos que no le han sido planteados, y el segundo cuando la decisión trasciende los límites de las pretensiones de una parte.[47]

Toda sentencia debe bastarse a sí misma y la condenación debe ser específica, lo que no ocurre cuando la sentencia condena a pagar “cualquier suma que pueda adeudarle por los conceptos expresados”.[48]

Fue innecesario que el Tribunal analizara el documento tendente a probar la justa causa del despido, ya que éste no fue comunicado al Departamento de Trabajo dentro de las 48 horas y resulta de pleno derecho carente de justa causa.[49]

Cuando una sentencia contiene motivos erróneos, pero la decisión tomada es la procedente, la Suprema Corte de Justicia puede de oficio suplir los motivos pertinentes y no se casa la sentencia.[50]

El Tribunal comete el vicio de omisión de estatuir cuando no decide sobre un pedimento que se le haya formulado a través de conclusiones formales y no cuando omite referirse al contenido de un documento.[51]

La apreciación del Juez de primer grado sobre el despido no obligaba al Juez de alzada, en particular si la sentencia no contenía las declaraciones del testigo que fundamentaron el fallo.[52]

Para la validez de una sentencia en grado de apelación, no es necesario que se transcriba el dispositivo de la sentencia impugnada, pues el Artículo 537 del Código Trabajo no prescribe esa exigencia; además, el Tribunal a quo identifica la sentencia de primer grado al mencionarla en varias ocasiones.[53]

De la sentencia dictada por la Corte se infiere el análisis de los hechos y documentos del caso, así como el fundamento de la demanda aplicando la regla de derecho correspondiente, por lo que no hubo violación al principio de razonabilidad establecido en el Artículo 8-párrafo 5 de la Constitución.[54]

Definitivas o Interlocutorias

Las siguientes sentencias son definitivas y por consiguiente recurribles inmediatamente y no con el fondo:

La que declara clausurado el informativo.[55] [56]

La que resuelve sobre la impugnación del abogado de una de las partes.[57]

La que ordena un informativo para que el demandante pueda probar la causa de un accidente sin acta policial, siendo ésta la cuestión principal debatida.[58]

La que deniega una comunicación de documentos sobre el alegato de la parte contraria de que no tiene ningún documento que no sea ya conocido de la parte solicitante.[59]

La que deniega el pedimento del patrono de un informativo para probar la justa causa del despido, sobre la base de que no comunicó dicho despido al Departamento de Trabajo dentro de las 48 horas.[60]

Aquella en que el tribunal se declara incompetente.[61]

La de la Corte de Apelación en que falla contradictoriamente sobre un pedimento relativo a medidas de instrucción.[62]

La que ordena un peritaje, pero limita el derecho de las partes a elegir a sus peritos.[63]

La que tacha a un testigo.[64] [65]

La que sobresee una demanda, cuando debió declararla inadmisible por haberse interpuesto prematuramente.[66]

La que rechaza el pedimento de que se oiga a un testigo.[67]

La que ordena al patrono comunicar los libros de su negocio, que él declara no hará valer en juicio.[68]

La que declara irrecibible un recurso de apelación.[69]

La que ordena un peritaje para determinar la autenticidad de un acta de nacimiento, porque prejuzga el fondo sobre la cuestión de si el demandante era hijo natural.[70]

Es definitiva la sentencia que anula la decisión de Primera Instancia por violación de formas, avoca el fondo y reenvía el asunto.[71]

La que fija audiencia para concluir al fondo a pesar de la presentación de la excepción de incompetencia.[72]

La sentencia que, haciendo caso omiso de la excepción de incompetencia, ordena una inspección de lugares, ha rechazado implícitamente esa excepción y es definitiva sobre un incidente y recurrible en casación.[73]

Si bien la sentencia que ordena una comparecencia personal es simplemente preparatoria, por el contrario tiene carácter de interlocutoria la que rechaza esa medida, si ha sido contestada.[74]

Es definitiva la que decide continuar la causa no obstante la solicitud del abogado de la parte civilmente responsable, de que se reenvíe la causa para citar nuevamente al prevenido.[75]

Es interlocutoria la sentencia que ordena una información testimonial para contradecir documentos. Ya que la solución del juicio depende del resultado de esa prueba, por lo que prejuzga el fondo.[76]

Cuando se ordena un informativo únicamente para probar los hechos de la demanda, la medida prejuzga el fondo y la sentencia es interlocutoria y apelable inmediatamente.[77]

Es interlocutoria la sentencia que permite prever la intención que anima a los Jueces para juzgarlo en cierto sentido. Tal cosa sucede con la sentencia que denegó el informativo solicitado por el heredero para demostrar que el difunto estaba mentalmente enfermo cuando hizo ante notario un testamento que favorecía a su esposa.[78]

La sentencia no se limitó a disponer una comunicación recíproca de documentos, sino que dispuso que la recurrente depositara los originales de tres cheques que niega haber recibido. Con esto, la Corte ha ordenado la producción de una prueba y prejuzgado el fondo del asunto, por lo cual la sentencia tiene carácter interlocutoria.[79]

Son definitivas las sentencias que deciden sobre una excepción de nulidad, porque resuelven un incidente del procedimiento.[80]

Tiene carácter definitivo la sentencia que decide sobre una fianza judicatum solvi.[81]

Definitivas y Preparatorias a la vez

Cuando una misma sentencia contiene disposiciones de carácter definitivo y preparatorio, es recurrible en casación.[82] [83]

Efectos

Cuando un Tribunal dicta sentencia, queda desapoderado del asunto, por lo que no puede volver a lo ya juzgado a menos que haya una nueva demanda o recurso, regla extensiva aún a las decisiones en materia de referimiento caracterizadas por su provisionalidad.[84]

En defecto o Contradictorias

Es contradictoria la sentencia que declara de oficio inadmisible el recurso de oposición. Por tanto no es necesario consignar en la notificación el recurso procedente ni el plazo para interponerlo, pues esas formalidades están reservadas a las sentencias en defecto y las que se reputan contradictorias (Artículo 156 Código Procedimiento Civil, modificado por Ley No. 845 de 1978)[85]

Error Material u Omisión

Cuando se desliza una errata de fecha en la copia certificada de una sentencia, no es necesario inscribirla en falsedad, sino que basta procurar que el Secretario certifique la fecha correcta del original.[86]

Si constan los nombres de las partes en la sentencia, aunque no se consignen sus generales, tal omisión no impide su identificación, que es lo que el legislador ha querido proveer con dicha exigencia.[87]

Carece de trascendencia la omisión de las conclusiones en la sentencia si éstas figuran en el acta de la audiencia.[88]

Si la sentencia reproduce incorrectamente las conclusiones, es preciso inscribirla en falsedad.[89]

Aunque en la sentencia se indique que el prevenido fue citado para la audiencia, si en el expediente no se encuentra ningún acto de citación, la sentencia debe ser casada.[90]

La ausencia de la firma de uno de los Jueces no vicia de nulidad la sentencia cuando la Corte de Apelación estuvo constituida por los cinco Jueces que la integran, aunque se haya pronunciado por mayoría.[91] [92] [93]

La circunstancia de que en una sentencia de naturaleza laboral se hayan filtrado disposiciones del Decreto No. 4807 sobre Alquileres de Casas y Desahucios, resulta intrascendente si la sentencia posee el marco jurídico adecuado que permitió al Juez tomar su decisión.[94]

La falta de generales del recurrido carece de relevancia, pues no le produjo al recurrente ningún agravio ni le impidió formular sus medios de defensa.[95]

La omisión del nombre de la aseguradora dentro de los recurrentes en apelación constituye un error puramente material que no invalida la sentencia, pues en otras páginas de la misma se verifica la ponderación de las conclusiones y que ella fue puesta en causa en virtud del Artículo 10 de la Ley No.4117 sobre Seguro Obligatorio.[96]

Es un error material el cometido en la numeración de la parcela, que no lesiona los derechos.[97]

Aunque en la primera parte del dispositivo se mencione a la parte recurrida como «parte recurrente», del contenido de la sentencia y los restantes ordinales del dispositivo se revela que se trata de un error material sin consecuencias.[98]

Pero si la sentencia de la Corte a qua presenta al mismo tiempo como recurrentes a las partes demandante y demandada, declarando inadmisible el recurso de la parte gananciosa en primer grado, se incurre en un error grosero en la identificación de las partes.[99]

Es irrelevante que la instancia de la parte recurrente solicitando la interrupción de la perención en alguna parte de la sentencia fuera calificada de demanda.[100]

Fe Pública

Las sentencias se bastan por sí solas, debiéndose aceptar que el Tribunal celebró la audiencia para el conocimiento del fondo del recurso, tal como se expresa en ella, no obstante la certificación en contrario expedida por el Secretario del Tribunal, pues tratándose de un acto auténtico, para su desconocimiento era menester que la misma se inscribiera en falsedad, lo cual no ocurrió en la especie.[101] [102]

La sentencia es un acto auténtico que debe ser creído hasta inscripción en falsedad.[103]

Los secretarios judiciales tienen fe pública en sus funciones, por lo que las actas y sentencias que suscriben hacen prueba hasta inscripción en falsedad.[104]

Fecha

Una sentencia dictada un sábado, sin que indique la causa por la cual fue dictada ese día, ni conste que éste fuere habilitado par celebrar la audiencia pública correspondiente, debe ser casada (Ley Organización Judicial, Artículo 15).[105]

El hecho de que una sentencia sea pronunciada un día en que habitualmente los tribunales no laboran no es motivo de casación, siempre y cuando se haya cumplido con el requisito de publicidad. Si el recurrente tuvo alguna duda de que esa audiencia pública se hubiese celebrado, debió atacar la referida sentencia a través del procedimiento de inscripción en falsedad.[106]

La omisión o inexactitud de la fecha de una sentencia no es motivo de nulidad si es establecida por la hoja de audiencia o por otro medio.[107]

La borradura en la fecha de una sentencia carece de relevancia si la misma puede establecerse por los restantes documentos del expediente.[108]

Firma de las

Las sentencias deben ser firmadas por todos los Jueces que integran el tribunal.[109]

La sentencia original es la que contiene la firma de los Jueces que actuaron en el proceso, mientras que la copia certificada está firmada por la secretaria, conforme a la ley.[110]

Forma de las

Desde la Ley No. 4462 de 1956, se considera sin efecto el Artículo 97 de la Ley de Organización Judicial de 1928, que exigía que las sentencias se hicieran manuscritas, pues el sistema de libros de sentencias fue sustituido por el de sentencias sueltas por duplicado que deben protocolizarse y encuadernarse anualmente, mecanografiadas y firmadas por los Jueces y secretarios. Los interesados pueden solicitar copias certificadas al Secretario, a cuyo cargo está la formación del expediente.[111]

Frente a un pedimento de que se ordene la comparecencia de las partes, el Juez no está obligado a dictar una sentencia formal, sino que puede rechazarlo verbalmente en la audiencia.[112]

La regla del Artículo 17 Ley Organización Judicial, de que las sentencias deben dictarse en audiencia pública, no es aplicable a los fallos del Tribunal de Tierras.[113]

Tratándose de fallos dictados in voce en el curso de la audiencia, nada se opone a que se consignen en el acta de la audiencia, firmada por el Juez, sin necesidad de que figuren en formato aparte para cada fallo.[114]

La omisión de la firma del secretario, cuando la sentencia ha sido firmada por los Jueces, no conduce a la nulidad de la misma.[115]

La circunstancia de haberse dictado en audiencia pública puede aparecer en cualquier parte de la sentencia, incluso al pie de la misma después de la firma de los Jueces, mediante anotación del secretario.[116]

Cuando una sentencia se dicta en el despacho del Juez y no en audiencia pública, debe ser casada.[117]

La sentencia que no contiene la mención de haberse dictado en audiencia pública no se presume dictada en audiencia y el hecho de que haya sido leída por el Juez tampoco implica que haya sido dictada en audiencia.[118]

Una sentencia que carece de la mención de haber sido pronunciada en audiencia pública debe ser casada. (Artículo 17 Ley Organización Judicial y Artículo 87 Código Procedimiento Civil)[119] [120]

La falta de mención, en la sentencia de primer grado, de que fue dictada en audiencia pública carece de relevancia en casación.[121]

El Artículo 195 del Código Procedimiento Civil lo que impone es la obligación del Juez de señalar los textos legales en que se basa la sentencia, cuya violación solo conlleva sanción contra el secretario, no la anulación de la sentencia.[122]

Interpretación

El dispositivo de una sentencia debe interpretarse por los motivos. Si en los motivos el Juez de Primera Instancia declara que la acción posesoria es de la competencia del Tribunal de Tierras, se está declarando incompetente aunque esa mención no aparezca en la parte dispositiva.[123]

No es necesario que el rechazo de una demanda se consigne en el dispositivo, pues el mismo se puede insertar y deducir de los motivos de la sentencia.[124]

Naturaleza de las

La resolución del Tribunal Superior Tierras rechazando un proyecto de subdivisión no es una sentencia ni adquiere autoridad de cosa juzgada.[125]

Por ser una sentencia un acto auténtico que hace fe de lo que relata, hasta inscripción en falsedad, no puede el alegato de violación del derecho de defensa al pronunciar falsamente el defecto sustituir el procedimiento indicado.[126]

En la sentencia se declara que el apelante no había comparecido, contrariamente a lo indicado por una certificación del secretario. Las sentencias son actos auténticos y sus comprobaciones son fehacientes hasta inscripción en falsedad.[127]

Sucede similar con el caso de una certificación de la Secretaria sobre el no depósito de documentos, contrario a la afirmación de la sentencia impugnada, de que los documentos estaban ya depositados.[128]

El mismo criterio se mantiene si la certificación del Secretario refiere un depósito de documentos en una época distinta a la señalada por el Tribunal.[129]

Nulidad

El Control de Alquileres de Casas y Desahucios y su Comisión de Apelación son verdaderos órganos jurisdiccionales de carácter administrativo, cuyas decisiones tienen el carácter de sentencias definitivas de los tribunales ordinarios. Al igual que éstas, no pueden ser objeto de una acción principal en nulidad.[130]

Es una regla del procedimiento de casación que una sentencia no puede ser anulada sino cuando, en su disposición, haya una violación a la ley.[131]

Plazo para Pronunciarlas

Ver También: Sentencias en Dispositivo, Plazo para Motivarlas

En materia laboral, cuando los Jueces no fallan en los plazos indicados por la ley, deben hacerlo constar so pena de sanción, pero su demora no produce la nulidad de la sentencia.[132] [133]

Si bien es cierto que los Jueces deben fallar los asuntos civiles lato sensu dentro de los 90 días de haber quedado en estado, ese plazo es puramente conminatorio y su inobservancia no da lugar a la nulidad de la sentencia.[134] [135] [136] [137] [138] [139]

La omisión de pronunciar la sentencia ordenando la libertad provisional dentro de las 72 horas no conlleva su nulidad.[140]

Al concederse un plazo para ampliar conclusiones o para replicar, es en el término acordado cuando debe hacerse lo ordenado por el tribunal y prometido por las partes, y si esto no se observa, la sentencia que interviene después de la expiración de los plazos concedidos no viola la Constitución ni el derecho de defensa.[141]

La circunstancia de que una sentencia no sea dictada dentro del plazo prescrito por el Artículo 165 de la Ley Organización Judicial, ni fallada siguiendo el orden de los asuntos, no puede dar lugar a la nulidad de la sentencia, en razón de que los Artículos 14 y 165 de dicha ley establecen como única sanción un descuento al salario del Juez.[142]

Ninguna nulidad implica un fallo rendido fuera del plazo previsto por el Artículo 55 de la Ley No.637 sobre Contratos de Trabajo sino que el Juez debe justificar este hecho para evitar una sanción.[143]

No existe ninguna disposición legal que obligue al Tribunal a fallar en el orden que fueron apoderados los expedientes a su cargo, sobre todo en materia civil.[144]

Preparatorias

Las siguientes clases de sentencias son preparatorias y por consiguiente susceptibles de apelación y/o casación conjuntamente con el fondo:

La que ordena la fusión de dos demandas.[145]

La que ordena la celebración de un informativo.[146] [147] [148] [149] [150] [151]

La de reenviar la causa para oír a un testigo.[152] [153]

La que se limita a ordenar una comunicación de documentos.[154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161]

La que ordena un nuevo juicio para mejorar la instrucción del caso.[162] [163] [164] [165]

La que sobresee la causa hasta que otro tribunal resuelva sobre su competencia para conocer del mismo asunto.[166]

La del Tribunal Superior Tierras que ordena la devolución del expediente del Juez de Jurisdicción Original, después de transcurrido el plazo de 60 días acordado para que se procediera a localizar las posesiones, sin que se hubiese hecho esa localización.[167]

La que dispone aplazar la decisión sobre un incidente para fallarlo conjuntamente con el fondo.[168] [169]

Es preparatoria la sentencia que ordena una comparecencia personal de las partes y cualquier otra que ordena una medida para la sustanciación de la causa que no prejuzga el fondo del litigio.[170] [171] [172] [173] [174] [175]

La que ordena que se aporten documentos para una buena administración de justicia.[176]

La que ordena el reenvío de la causa para una próxima audiencia.[177] [178] [179]

La que ordena la continuación de la causa y fija una fecha para conocer el fondo.[180]

La que niega un reenvío para citar a testigos cuando no prejuzga el fondo ni afecta el derecho de defensa.[181]

La sentencia que ordena o rechaza una reapertura de debates y la fijación de la audiencia en que se discutiría el fondo es preparatoria, ya que no resuelve ni prejuzga el fondo del asunto.[182] [183] [184] [185] [186] [187] [188]

La sentencia que ordena el reenvío de la causa a fin de que la compañía afianzadora pueda presentar al prevenido.[189]

La que pronuncia el defecto contra el inculpado y sobresee el conocimiento del fondo.[190]

La que ordena diversas medidas de instrucción.[191]

La que ordena el depósito del certificado de título en una acción en desalojo de inquilino que tenía contrato de arrendamiento con tercero.[192]

La que autoriza a llamar a X en intervención forzosa.[193]

La sentencia en la cual el Tribunal nombra a un perito.[194]

El Tribunal a quo estimó que, al no haber discutido los trabajadores la existencia del contrato, sino solamente la duración del mismo, procedía rechazar sus conclusiones principales, en que solicitaban una medida de instrucción, y acoger las subsidiarias para juzgar el fondo. Esta era una sentencia preparatoria, no susceptible de casación.[195]

Una sentencia que ordena un informativo no es necesariamente preparatoria. Depende de si prejuzga el fondo o no.[196]

Una sentencia que ordena a una institución del Estado depositar una certificación no puede prejuzgar el fondo, por lo que no es admisible el recurso de casación contra el rechazo de esta medida.[197] [198]

Cuando una sentencia es incidental y no suspende el conocimiento del fondo, la parte perdidosa debe ejercer el recurso dentro del plazo para que acompañe la apelación del fondo. De no haber sido ejercido el recurso, la sentencia adquirió la autoridad de la cosa juzgada.[199]

Las sentencias preparatorias están dispensadas de la obligación de dar motivos.[200]

La sentencia del Juez laboral de primer grado, que se reserva el fallo sobre el incidente de incompetencia para decidirlo con el fondo, es una sentencia preparatoria, que sólo puede ser recurrida conjuntamente con la sentencia definitiva. (Artículo 589 Código Trabajo)[201] [202]

La sentencia del Tribunal Superior Tierras que ordena la suspensión de una sentencia penal dictada por el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original hasta tanto se decida el recurso de apelación, no es una sentencia definitiva, y el recurso de casación contra ella es inadmisible. (Artículo 132 Ley Registro Título)[203]

Es preparatoria la sentencia que rechaza el sobreseimiento del conocimiento del recurso de apelación y fija el conocimiento del proceso.[204] [205]

Es preparatoria la sentencia que ordena la celebración de una audiencia de conciliación previa a la presentación de pruebas y discusión del caso.[206]

Es preparatoria la sentencia penal que ordenó una medida de instrucción, intimó al abogado del querellante a regularizar su poder y ordenó la devolución del expediente al Juez de primer grado para que continuara con el conocimiento del caso.[207]

Es preparatoria la sentencia que suspende la audiencia y fija una nueva fecha para la continuación de la misma, a fin de dar a las partes la oportunidad de presentar sus testigos.[208]

Es preparatoria la sentencia en que se reenvía la audiencia para dar un plazo a uno de los abogados para recusar a uno de los magistrados.[209]

El rechazo del sobreseimiento y la puesta en mora a la parte de concluir al fondo en una próxima audiencia, es una sentencia previa que no prejuzga el fondo.[210]

Cuando el Juez rechaza una comparecencia y un informativo, porque la parte no expresa lo que pretende demostrar o porque se encuentra debidamente edificado, la sentencia es preparatoria.[211]

Pronunciamiento

Nada se opone a que, en materia civil y comercial, una sentencia sea pronunciada sin que las partes se encuentren presentes ni hayan sido citadas, siempre que lo haya sido en audiencia pública. (Ley Organización Judicial, Artículo 17)[212]

Al ser la sentencia de un tribunal un acto auténtico, es preciso aceptar que la enunciación de que fue leída en audiencia pública es cierta, hasta inscripción en falsedad.[213] [214]

El día que se lee una sentencia, la ausencia de las partes comprometidas en una litis penal es irrelevante, si el Juez previamente las dejó citadas.[215]

El requisito de dictar la sentencia en audiencia pública no es aplicable a los fallos dictados por el Tribunal de Tierras. El Artículo 17 de la Ley de Organización Judicial no tiene aplicación a las sentencias de dicho tribunal.[216]

El Juez cumple con las disposiciones del Artículo 17 de la Ley Organización Judicial cuando en un asunto civil se reserva el fallo para dictarlo en una próxima audiencia.[217]

Como las sentencias se bastan a sí mismas, se satisfacen los requisitos de publicidad con la mención de haber sido leídas en audiencia pública aunque las partes no estén presentes.[218]

Ninguna evidencia fue aportada para evidenciar que la sentencia fue dictada en un día que no se celebraron audiencias.[219]

Situación Jurídica

Las sentencias deben fundarse en la situación jurídica existente al momento de la demanda.[220]

Los Jueces deben dictar sus fallos como si estuviesen colocados en el mismo instante en que la demanda fue introducida. Los hechos surgidos después de la demanda no pueden ser tomados en consideración. Por ende una demanda interpuesta a nombre de una persona fallecida o de una sucesión no puede ser admitida, ni siquiera después de la presentación del acto de determinación de herederos.[221]

Ultra Petita

La constructora pidió rescisión de la compra del terreno, porque el Ayuntamiento lo había declarado área verde. La Corte a qua declaró que la parcela era un bien del dominio público y ordenó la cancelación del certificado de título. Esta sentencia fue ultra petita. La Corte debió limitarse a aprobar la rescisión.[222]

Doctrina

  • BINDER, Alberto; NIETO GADEA,Daniel; GONZÁLEZ ÁLVAREZ,Daniel.et alii. Derecho Procesal Penal.Santo Domingo: Editora Amigo del Hogar, Primera Edición. 2006. Reimpresión 2007. 626 P.
  • CRUCETA,José A.;GUERRERO,Juan M.;MORALES,Yokaurys.Argumentación Jurídica. Santo Domingo:Escuela Nacional de la Judicatura. 185 P.
  • CONEJO,Milena.CORSINO NÚÑEZ DE ALMONACID,Aylín J.CURIEL DURÁN,Ramona.et.alli. Fundamentación de los RecursosSanto Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 575 P.
  • ÁLVAREZ, Federico C. La motivación de las sentencias como garantía de buena administración de justicia. En: Revista Jurídica Dominicana, 6(1): 778-779. Santo Domingo: 27 de febrero de 1944.
  • Primera sentencia dictada por la honorable Suprema Corte de Justicia, en funciones de corte de Casación. En: Revista Jurídica Dominicana, 20: 57-60. Santo Domingo: 1958. Edición extraordinaria dedicada a la Suprema Corte de Justicia, en ocasión de su cincuentenario como Corte de Casación.
  • ÁLVAREZ, Federico C. La motivación de las sentencias: como garantía de buena administración de justicia. En: Revista Jurídica Temis, [sin número]: 23-27. Santo Domingo: enero-abril de 1974.
  • PELLERANO, Juan Ml. Los motivos de las sentencias. En: Institucionalidad y Justicia. Santo Domingo: Editora Taller, 1993. pp. 18-20. Extraído de la obra Constitución y Política.
  • MARIOT TORRES,Mario. MEDRANO MEJÍA,Claudio. Modelo de Gestión PenalSanto Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura. 2006, 57P.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 952. Año 347º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 955. Año 767º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 578º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 472º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 770. Año 72º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 809. Año 889º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 893º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 811. Año 1181º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 831. Año 222º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 881. Año 884º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 844. Año 318º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 824. Año 1332º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 837. Año 1778º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 838. Año 1904º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 846. Año 994º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 852. Año 2643º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 886. Año 2248º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 969. Año 1044º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 970. Año 1145º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 839. Año 2300º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1043. Año 77º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 855. Año 280º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 868. Año 710º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 870. Año 1247º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 876. Año 3561º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 876. Año 3576º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 876. Año 3595º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 867. Año 453º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 868. Año 665º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 874. Año 2671º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 24º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 881. Año 1013º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 882. Año 1088º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 961. Año 289º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 361º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 986. Año 40º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 258º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1045. Año 390º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 38º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 319º,328º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 353º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 377º
  43. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 638º
  44. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 103º
  45. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 311º, 342º
  46. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 947º
  47. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 303º
  48. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 759º
  49. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 555º
  50. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 643º
  51. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 635º
  52. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 780º
  53. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 794º
  54. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 183º
  55. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 712. Año 430º
  56. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 722. Año 180º
  57. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 719. Año 2140º
  58. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 731. Año 2976º
  59. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 741. Año 1980º
  60. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 742. Año 2348º
  61. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 753. Año 2452º
  62. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 754. Año 2701º
  63. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 766. Año 2554º
  64. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 767. Año 2692º
  65. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 768º,820º
  66. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1152º
  67. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 783. Año 203º
  68. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 784. Año 584º
  69. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 804. Año 1997º
  70. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 825. Año 1443º
  71. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 830. Año 121º
  72. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 860. Año 1086º
  73. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 900. Año 2923º
  74. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 901. Año 3144º
  75. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 907. Año 751º
  76. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 919. Año 1049º
  77. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 940. Año 330º
  78. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 947. Año 1383º
  79. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 988. Año 285º
  80. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 828º
  81. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 862º
  82. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 858. Año 828º
  83. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 828º
  84. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 996º
  85. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 884. Año 1836º
  86. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 728. Año 2268º
  87. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 753. Año 2471º
  88. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 792. Año 1913º
  89. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 795. Año 362º
  90. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 796. Año 559º
  91. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 974. Año 19º
  92. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 974. Año 23º
  93. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 974. Año 104º
  94. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1058. Año 529º
  95. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 146º
  96. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 365º
  97. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 40º
  98. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 866º
  99. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 98º
  100. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 733º
  101. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 792º
  102. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 716º
  103. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 464º
  104. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 40º
  105. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 993. Año 815º
  106. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 453º
  107. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 968. Año 843º
  108. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1058. Año 176º
  109. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 255º
  110. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 438º
  111. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 733. Año 3369º
  112. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 737. Año 994º
  113. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 740. Año 1688º
  114. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 753. Año 2471º
  115. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 894. Año 1144º
  116. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 897. Año 2076º
  117. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 920. Año 1344º
  118. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 921. Año 1467º
  119. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 972. Año 1611º
  120. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 243º
  121. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 982. Año 1061º
  122. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 283º
  123. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 953. Año 432º
  124. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 1016º
  125. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 721. Año 2872º
  126. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 966. Año 467º
  127. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 996. Año 1080º
  128. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 901º
  129. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 1023º
  130. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 871. Año 1531º
  131. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 25º
  132. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 715. Año 1270º
  133. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 276º
  134. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 738. Año 1215º
  135. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 743. Año 2515º
  136. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 747. Año 423º
  137. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 771. Año 313º
  138. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 854. Año 57º
  139. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 858. Año 730º
  140. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1068º
  141. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1049. Año 311º
  142. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 994º
  143. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 724º
  144. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 176º
  145. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 718. Año 1919º
  146. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 718. Año 1963º
  147. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 793. Año 2144º
  148. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 834. Año 1043º
  149. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 845. Año 632º
  150. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 989. Año 313º
  151. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 422º
  152. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 720. Año 2505º
  153. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 745. Año 3013º
  154. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 735. Año 317º
  155. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 769. Año 3156º
  156. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 805. Año 2382º y 2387º
  157. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 807. Año 218º
  158. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 845. Año 649º
  159. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1053. Año 44º
  160. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 38º
  161. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 774º
  162. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 746. Año 210º
  163. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 803. Año 1821º
  164. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 990. Año 471º
  165. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 656º
  166. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 755. Año 2977º
  167. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3353º
  168. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 766. Año 2506º
  169. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 665º
  170. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 789. Año 1274º
  171. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 789. Año 1278º
  172. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 854. Año 21º
  173. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 934. Año 1236º
  174. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 124º
  175. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 606º
  176. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 790. Año 1438º
  177. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 793. Año 2061º
  178. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 807. Año 226º
  179. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 971. Año 1381º
  180. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 798. Año 842º
  181. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 800. Año 1160º
  182. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 844. Año 544º
  183. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 855. Año 252º
  184. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 880. Año 693º
  185. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 894. Año 1090º
  186. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 909. Año 1115º
  187. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 145º
  188. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 97º
  189. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 874. Año 2741º
  190. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 910. Año 1383º
  191. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 910. Año 1390º
  192. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 947. Año 1413º
  193. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 952. Año 317º
  194. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 952. Año 344º
  195. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 981. Año 912º
  196. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 263º
  197. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 253º
  198. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 876º
  199. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 35º
  200. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 147º
  201. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 514º
  202. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 1002º
  203. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1049. Año 491º
  204. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 198º
  205. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 219º
  206. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1053. Año 344º
  207. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 130º
  208. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 437º
  209. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 508º
  210. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 144º
  211. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 178º
  212. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 875. Año 3216º
  213. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 705º
  214. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 364º
  215. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 244º
  216. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 684º
  217. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 144º
  218. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 901º
  219. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 514º
  220. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 823. Año 1010º
  221. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 865. Año 2498º
  222. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 953. Año 498º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Enlaces Relacionados

Fundación Institucionalidad y Justicia - FINJUS

Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana

dominican republic law firm

Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas