Saneamiento

De EnjWiki


Ver También: Certificado de Título Competencia en Materia de Tierras Compraventa de Terrenos Registrados Fondo de Seguro de Tierras Registradas Enriquecimiento Injusto Estado Principio de Prueba por Escrito Procedimiento ante Jurisdicción Inmobiliaria Revisión por Error

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

Después de comprobar que los inmuebles tenían más de veinte años de saneados, quedaron aniquilados todos los documentos y derechos anteriores, sin necesidad de ordenar ninguna medida de instrucción.[1]

El recurrente interpuso recurso de revisión por fraude, alegando los mismos argumentos que esgrimió ante el Tribunal de Tierras en el proceso de saneamiento, contra cuya sentencia no apeló. El hecho de que el recurrente no apelara o no pudiera apelar no justifica que su actual recurso sea acogido, ya que la revisión por causa de fraude no fue concebida para suplir la no interposición de la apelación, sino para los casos en que la adjudicación del inmueble fue el resultado de fraude, reticencia, mentiras y omisiones.[2]

El comprador no tenía la prueba de su compra durante el saneamiento, de modo que la sentencia de saneamiento ordenó el registro del inmueble a nombre del vendedor. Aunque los derechos del comprador no se hicieron valer dentro del saneamiento, si el inmueble permanece en el patrimonio del beneficiario o de sus continuadores jurídicos, el comprador puede aportar la prueba de la transferencia y exigir su cumplimiento.[3]

Mediante acto bajo firma privada no legalizada, se vendió el inmueble. Posteriormente, el vendedor promovió el saneamiento y obtuvo el registro del inmueble a su favor. Después de transcurrido el año de la revisión por fraude, el comprador intentó la litis sobre terreno registrado. La sentencia de registro aniquila todos los derechos que no hayan sido invocados en el proceso de saneamiento, por lo que se casa la sentencia que había ordenado el registro a favor del comprador. El contrato no legalizado sólo pudo haberse admitido durante el saneamiento y no cuando el terreno ya está registrado.[4]

La compra, hecha en 1906, de 5 pesos y 50 centavos de terreno comunero no puede servir de título por sí solo para declarar al comprador investido del derecho de propiedad en ausencia de prueba de que al momento de adquirir la propiedad, sus vendedores tenían la posesión física.[5]

Al ponderar las pruebas aportadas, el Tribunal a quo determinó los errores cometidos por el agrimensor-contratista en solicitud de concesión de prioridad, ordenando presentar una nueva mensura.[6]

El Tribunal a quo determinó que la parcela era propiedad de Vicente González Nova, comprobado en un acto de venta y en las declaraciones de un testigo, con lo que hizo una justa apreciación de los hechos y una correcta aplicación de la ley.[7]

El Tribunal a quo decidió adecuadamente que las transferencias solicitadas por los señores recurrentes durante el proceso de saneamiento que benefició a los sucesores del reclamante original, debían someterse luego que la sentencia fuera definitiva por efecto de la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.[8]

Dos saneamientos sucesivos de un mismo terreno

Efectuado un segundo saneamiento después de expedido el Certificado de Título al adjudicatario en el primer saneamiento, el conflicto debe resolverse mediante litis sobre terreno registrado que recorre dos grados de jurisdicción, dando vigencia a la primera sentencia y anulando la segunda, porque el primer registro sanea el título erga omnes (Artículo 88 Ley Registro Título)[9] [10] [11] [12] [13]

El mismo inmueble fue objeto de dos sentencias de saneamiento contradictorias. El principio del Artículo 68 Ley Registro Título, según el cual debe prevalecer la primera sentencia, queda descartado cuando el inmueble ha sido vendido a un tercero de buena fe y a título oneroso, a cuyo favor está expedido un certificado de título.[14]

Efecto del Saneamiento

Después del saneamiento no es posible hacer valer la prescripción adquisitiva.[15]

La sentencia final dictada en el saneamiento de un terreno, cuando ha adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada y ha transcurrido el plazo del recurso de revisión por causa de fraude, deja aniquilados todos los derechos que no fueron invocados, a menos que los hechos jurídicos surjan con posterioridad.[16] [17] [18]

Las transferencias hechas antes de la expedición del certificado de título surten sus efectos aún cuando el certificado se expida después a nombre del causante.[19] [20]

La sentencia de saneamiento, luego de haber transcurrido el plazo establecido por el Artículo 137, adquiere la autoridad de la cosa juzgada y no es impugnable mediante demanda sobre terreno registrado, alegando derechos que existían antes de que terminara el proceso de saneamiento.[21] [22] [23]

Forma de Reclamar

La ley no le impide a la persona que reclama varias parcelas en un mismo distrito catastral el suscribir un solo formulario de reclamación.[24]

Papel Activo del Juez

Los Jueces, en uso de su papel activo, debieron registrar el inmueble a nombre de la propietaria y no del Estado, aunque ella no hubiera comparecido, pues había depositado una solicitud de prioridad con documentos que demostraban su derecho. Debieron también citar a los ocupantes del inmueble y averiguar el domicilio de los dueños.[25]

En esta materia los Jueces disfrutan de un amplio poder para apreciar los testimonios y determinar su valor, sin tener que dar explicaciones para aceptarlos o rechazarlos.[26]

El hecho de que el acta de deliberación del Consejo de Familia y el acto de la subasta del inmueble de los menores hayan sido impugnados como falsos, no impedía al Tribunal reconocer la improcedencia de esas impugnaciones y pronunciar la validez de las formalidades comprobadas en el procedimiento que culminó con la venta y adjudicación del inmueble.[27]

En materia de saneamiento se puede declarar comunero un inmueble, reservando el derecho a reclamar para las personas de quienes se recibió la información de ocupar el mismo o si de la localización de posesiones ordenada por el Tribunal se hizo constar esa ocupación.[28]

Doctrina

  • CONCEPCIÓN, Altagracia Virginia. CASTRO,Carmen Zenaida.FERRERA CUEVAS,Catalina. et.alli Derecho Inmobiliario. Santo Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 112P.
  • ÁVAREZ S., Arístides. El saneamiento de la propiedad y la ley sobre sucesiones, particiones y donaciones. En: Revista Jurídica Dominicana, 7(2): 954-956. Santo Domingo: 1945.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. El saneamiento de la propiedad y la ley sobre el impuesto sobre la propiedad urbana y otras mejoras. En: Revista Jurídica Dominicana, 8(21): 31-33. Santo Domingo: enero-marzo de 1946.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Eficacia y constitucionalidad de las citaciones en el saneamiento de la propiedad inmobiliaria. En: Revista Jurídica Dominicana, 9(25-26): 34-39. Santo Domingo: enero-junio de 1947.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Interés de distinguir para fines de competencia entre lo que es la mensura catastral y lo que es el saneamiento. En: Revista Jurídica Dominicana, 14(42-43): 59-62. Santo Domingo: julio-diciembre de 1952.
  • GÓMEZ T., Luis. La importancia en el saneamiento de una mensura correcta. En: Revista Jurídica Dominicana, 16(52-53): 40-45. Santo Domingo: enero-junio de 1955.
  • MEJÍA A., Enrique. La legislación de tierras: El proceso de saneamiento. Santo Domingo: Editora Tribuna hispánica, 1975. 15 p.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Eficacia y constitucionalidad de las citaciones en el saneamiento de la propiedad inmobiliaria. En: Estudios Jurídicos, 2(3): 35-41. Santo Domingo: 1975.
  • TAVARES [hijo], Froilán. En torno a la peligrosidad del proceso de saneamiento inmobiliario. En: Estudios Jurídicos, 2(3): 13-34. Santo Domingo: 1975.
  • HERNÁNDEZ, Rogelio A. Consideraciones sobre el saneamiento inmobiliar y su consecuencia, el certificado de título. En: Revista de Ciencias Jurídicas, 6: 3-66. Santo Domingo: enero-marzo de 1979.
  • MEDRANO V., Manuel W. Formularios sobre el saneamiento inmobiliar en Santo Domingo. Santo Domingo: [El autor], 1981. 56 p.
  • MEDRANO V., Manuel W. Formularios sobre el saneamiento inmobiliar en Santo Domingo. 2da. ed. Santo Domingo: [El autor], 1995. 56 p.
  • CONEJO,Milena.CORSINO NÚÑEZ DE ALMONACID,Aylín J.CURIEL DURÁN,Ramona.et.alli. Fundamentación de los RecursosSanto Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 575 P.
  • CONCEPCIÓN, Altagracia Virginia. CASTRO,Carmen Zenaida.FERRERA CUEVAS,Catalina. et.alli Derecho Inmobiliario - Material IISanto Domingo.Escuela Nacional de la Judicatura. 2007, 46 P.
  • CONCEPCIÓN, Altagracia Virginia. CASTRO,Carmen Zenaida.FERRERA CUEVAS,Catalina. et.alli Derecho Inmobiliario - Material III Santo Domingo.Escuela Nacional de la Judicatura. 2007 78P.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1043. Año 269º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 436º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1049. Año 510º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 590º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 829º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 906º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 931º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 742º,744º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 711. Año 266º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 711. Año 330º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 711. Año 341º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 739. Año 1439º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1292º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 850. Año 2080º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 713. Año 663º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 730. Año 2597º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 779. Año 2058º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 517º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 817. Año 2548º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 891. Año 312º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 458º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 650º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 1120º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 716. Año 1489º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 861. Año 1391º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 1031º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 701º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 766º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy B. Leyba 08:06 3 sep 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas