Renuncia

De EnjWiki


Ver También: Admisión de Hechos Terminación del Contrato de Trabajo por Mutuo Consentimiento Competencia, Renuncia a la Excepción

Tabla de contenidos

Normativa

Legislación

Jurisprudencia

A la Rescisión de un Contrato

La CODETEL desconectó el teléfono, lo cual operó una rescisión del contrato de servicio. Posteriormente, el abonado acudió a pagar las mensualidades atrasadas. La Corte de Apelación sostuvo que la aceptación de este pago implicaba conformidad para dejar sin efecto la rescisión. Pero la rescisión del contrato no liberaba al abonado de pagar la deuda resultante del servicio, de forma que la aceptación del pago no significa renuncia a los efectos de la rescisión.[2]

Al Salario

La renuncia de un trabajador a una parte de su sueldo convenido es violatoria del Principio IV y nula.[3]

A Irregularidades Procesales

Ver También: Casación, Medios, Insuficiencia de los

Si una parte no hace reservas acerca de la información testimonial, da implícitamente su aprobación a cualquier irregularidad procesal.[4]

La Corte a qua rechazó el pedimento de informativo del apelado sin dar motivos y acto seguido le ofreció la palabra para que formulara sus conclusiones al fondo, lo que hizo sin formular reserva. Su actitud sólo puede ser interpretada como una aquiescencia implícita a la sentencia que rechazó la medida de instrucción solicitada.[5] [6] [7]

No se considera renunciado el pedimento el vencimiento del plazo para apelar como causa de inadmisibilidad, aun cuando se propone después de celebrado el informativo y concluido al fondo.[8]

Al Trabajo o al Pago de Prestaciones

Ver También: Abandono de Trabajo Desahucio, Ejercido por el Trabajador

El hecho de declarar el trabajador que si no le ofrecen tales o cuales mejoras en su situación, él se retira del trabajo, no puede interpretarse como una renuncia a su empleo.[9]

La carta suscrita por el trabajador ante notario, en que renuncia a su trabajo, tiene el mismo efecto que una disolución por mutuo consentimiento de las partes. Artículo 64 Código Trabajo.[10]

El trabajador puede renunciar a su empleo mediante simple carta, en cuyo caso no es aplicable el Artículo 64 Código Trabajo sobre terminación por mutuo consentimiento.[11]

El documento en que el trabajador renuncia a sus reclamaciones, reconoce que ha sido un trabajador móvil y otorga recibo por RD$100 como “donación generosa” de la compañía, no debe ser descartado sobre la base de que las reglas del Principio IV son de orden público, si bien no constituye una prueba completa de lo que alega la compañía.[12] [13] [14] [15] [16] [17] [18]

El razonamiento de la Cámara a qua, de que la renuncia por simple carta del trabajador, aceptada por el patrono, equivale a un mutuo desistimiento, sin que se haya llenado el requisito del Artículo 64 Código Trabajo de formalizarlo ante notario o ante el Departamento de Trabajo, es de tal modo confuso e incoherente que no permite a la Suprema Corte de Justicia establecer si se ha hecho una aplicación correcta de la ley.[19]

El trabajador, al ser cancelado después de 25 años al servicio de la empresa, estampó su huella digital sobre un documento y recibió una donación de RD$150.00. El principio fundamental de la irrenunciabilidad de los derechos de los trabajadores hace que carezca de interés toda especulación sobre la forma como se escrituró el acto.[20]

Al recibo de ciertos valores de la empresa, aunque implique renunciar a algún derecho, es perfectamente válido, pues se hizo cuando ya no se encontraba bajo la hegemonía del patrono, que es lo que prohíbe el Principio IV del Código Trabajo.[21]

El patrono tenía un recibo por RD$84.00, que decía que el trabajador no tiene ninguna reclamación. Ante esa situación pudo el Juez apreciar que había habido una dimisión voluntaria.[22] [23]

La renuncia del trabajador a su empleo, pura y simplemente, implica una renuncia a los derechos reconocidos por la Ley y una renuncia de este tipo es nula. Una simple carta de renuncia no puede ser aceptada como prueba de dimisión. La renuncia al empleo y la dimisión no son categorías jurídicas idénticas o equivalentes. La dimisión es la resolución del contrato de trabajo por voluntad unilateral del trabajador, que puede ser o no justificada.[24] [25]

El 8 de abril la profesora renunció a la tanda matutina, pero declaró que continuaría impartiendo clases de tarde. El 13 de abril, la escuela responde no aceptar su renuncia parcial y declara prescindir de sus servicios. El Juez a quo declaró que, al no responder de inmediato a la renuncia, la escuela dio su asentimiento tácito a la misma, por lo que se hizo responsable del despido. Se casa esta sentencia, porque la ley no da plazo para responder a este tipo de renuncia.[26]

El Principio V del Código Trabajo prohíbe la renuncia a los derechos de los trabajadores en el ámbito contractual, no después de finalizado el contrato; por tanto, es válido todo recibo firmado por el trabajador, incluso cuando hubiere alguna diferencia a favor de éste, siempre que no se consignara inconformidad por ese pago y se formulen reservas de reclamar esos derechos.[27] [28] [29] [30]

La ausencia de prueba del despido, unida a las cartas de renuncia de los trabajadores, lleva a la conclusión de que la ruptura de los contratos de trabajo fue una iniciativa unilateral de los trabajadores.[31]

El solo hecho de que una carta firmada por un trabajador haya sido redactada por su empleador no resta veracidad al contenido de la misma, debiendo el tribunal verificar si la firma se hizo bajo presión o libremente, para determinar si las circunstancias implican un despido encubierto. B.J.1049.290 Los trabajadores pueden renunciar a sus derechos después de concluido el contrato de trabajo y hasta tanto sus derechos, en caso de litigio, no sean reconocidos por una sentencia con autoridad irrevocable de la cosa juzgada.[32] [33]

El hecho de que un empleador, al negar la existencia del despido, alegue que el trabajador renunció a sus labores, no exime a éste de probar la causa de la terminación del trabajo. Esta exención se produce cuando el empleador admite el hecho del despido o alega justa causa, lo que no ocurre en la especie.[34] [35]

Interpretando la prueba testimonial aportada, la Corte de Trabajo pudo apreciar que el trabajador firmó la carta de renuncia a requerimiento de la empresa, para lo cual aplicó el principio del imperio de la realidad de los hechos frente a los documentos.[36]

La existencia de una carta de renuncia al trabajo no crea una presunción de despido. Debe establecerse que la voluntad del empleador fue la determinante de la conclusión de la relación laboral.[37]

Al evaluar la carta de dimisión de la trabajadora, el Tribunal a quo estimó inaplicables las disposiciones del IV Principio Fundamental del Código Trabajo, estimando que la validez a la renuncia a los derechos de todo trabajador está sujeta a que surgiera de la voluntad libérrima de éste.[38]

Es válida la renuncia unilateral de los derechos del trabajador fuera del ámbito contractual, siempre que el documento donde consta esté firmado libre y voluntariamente por el trabajador.[39]

No es necesario que el documento de renuncia del trabajador sea firmado por el patrono.[40]

A la Participación en los Beneficios de la Empresa

Es inadmisible por falta de interés la reclamación del trabajador a una participación en las utilidades de la empresa, ya que el trabajador otorgó un recibo de descargo cuando ya no se encontraba bajo la hegemonía de la empresa.[41]

Doctrina

  • ARIAS B., Héctor. Expulsión y renuncia de los miembros del sindicato. En: Derecho y Política, 6: 133-150. Santo Domingo: agosto de 1982.

Referencia

  1. República Dominicana [Leyes] Ley 16-92 del 29 de mayo de 1992, que crea el Código de Trabajo de la República Dominicana. Publicado en la Gaceta Oficial 9836
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 908. Año 982º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1051º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 713. Año 614º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 787. Año 978º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 825. Año 1523º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 887. Año 2599º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 275º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 728. Año 2169º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 735. Año 280º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 754. Año 2841º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2940º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2948º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 5954º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2961º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2968º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2975º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 2981º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 780. Año 2336º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 831. Año 319º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1929º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 894. Año 1131º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 919. Año 1084º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 976. Año 310º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 991. Año 527º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 996. Año 1000º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 282º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 391º,426º,458º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 562º,1042º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 644º,750º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 153º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 608º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 464º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 576º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 795º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 627º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 704º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 940º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 1042º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 750º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 226º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas