Procedimiento ante Jurisdicción Inmobiliaria

De EnjWiki



Ver También: Casación, Plazo para recurrir en Materia de Tierras Inscripción en Falsedad Perención, de 3 Años Revisión por Fraude Secuestro Judicial Sucesiones

Tabla de contenidos

Normativa

Legislación

Jurisprudencia

El procedimiento de tierras no está sujeto a las reglas formalistas del derecho común, ni hace necesaria la producción de escritos o la asistencia de abogados en las audiencias. Si se conceden plazos para someter escritos de defensa o réplica, esos plazos están regidos por las condiciones que soberanamente establezca el Tribunal. El Tribunal de Tierras sigue su propio procedimiento (Ley Registro Título, Artículo 7, párrafo l), por lo cual la Ley No. 834 de 1978 no le es aplicable.[3] [4] [5]

El Tribunal Superior Tierras tiene facultad de ordenar un nuevo juicio, con el fin de que recorra dos jurisdicciones, cuando aprecia que el caso no ha sido suficientemente dilucidado o cuando se ofrecen documentos nuevos. Pero si ha llegado a una convicción no necesita ordenar el nuevo juicio.[6] [7] [8] [9]

Las facultades que la ley atribuye a los Jueces del Tribunal de Tierras para dirigir la instrucción y obtener las pruebas sólo se refieren al saneamiento catastral y no a la litis sobre terrenos registrados.[10]

En el proceso de saneamiento los Jueces deben oír a los interesados. Cuando una de las partes envía telegrama solicitando posposición de la audiencia porque está agripado, si el telegrama llega después de la audiencia, el Juez debe dar motivos pertinentes para decidir si se debe celebrar otra audiencia. De no hacerlo así, viola el derecho de defensa.[11]

El recurrente no fue citado correctamente para una audiencia de segundo grado. El Tribunal denegó su solicitud de nuevo juicio, diciendo que el fondo se basaba en los mismos elementos que en primer grado, donde el recurrente había tenido la oportunidad de defenderse. Si la Corte a qua comprobó que el recurrente no fue legalmente citado, lo cual le impidió asistir a audiencia, era su deber proceder a una nueva instrucción de la causa.[12]

La sentencia del Juez de Jurisdicción Original fue revisada y confirmada por el Tribunal Superior Tierras, sin que ninguna de las partes haya apelado. Contra la sentencia del Tribunal Superior Tierras, el recurso de casación es inadmisible. La abstención de apelación implica aquiescencia a la sentencia de primer grado.[13] [14]

En el caso de un documento auténtico, debe seguirse en materia de tierras el procedimiento de inscripción en falsedad.[15]

No era indispensable interponer recurso de apelación, pues bastaba, para que el derecho de la parte interesada fuera respetado, con que se le dieran todas las oportunidades de intervenir y participar en los debates de la instancia, lo que es procedente dentro del sistema liberal del procedimiento ante la jurisdicción del Tribunal de Tierras, sobre todo en la especie en que se trataba de la discusión de la validez o no del deslinde de la parcela de que se trata.[16]

Las resoluciones dictadas por el Tribunal Superior Tierras no adquieren la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada y por lo tanto pueden siempre ser impugnadas por los perjudicados.[17] [18]

Se viola el derecho de defensa de una parte cuando el Tribunal falla el fondo del recurso de apelación, sin darle oportunidad de aportar documentos y testigos, ni de presentar sus conclusiones de fondo en una audiencia previamente fijada para ese fin.[19]

El Tribunal de Tierras no podía pronunciarse respecto a una demanda en nulidad de contrato de venta ya conocida y decidida en la jurisdicción civil ordinaria, con sentencia que había adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.[20]

De acuerdo a los Artículos 69 y 86 de la Ley Registro Título, en un proceso de saneamiento el Tribunal debe adjudicar los derechos objeto de registro a quienes legalmente corresponda, aun cuando los interesados no asistan a la audiencia.[21] [22]

Se estima correcta la apreciación de los documentos y de las declaraciones prestadas en la instrucción del caso por el Juez de Jurisdicción Original, habiendo determinado la existencia de varias posesiones dentro del inmueble por el informe del agrimensor contratista, pero ninguna evidencia material de ocupación de los sucesores recurrentes.[23]

Era aplicable al saneamiento la Ley No. 1542 del 1947 y no la antigua Ley No. 511 del 1920, sin que por ello hubiera violación al Artículo 47 de la Constitución, porque en el aspecto invocado por el recurrente la nueva legislación no introdujo ninguna innovación o modificación.[24]

Las decisiones de los Jueces de Jurisdicción Original son proyectos, que no se convierten en sentencias hasta que son revisados por el Tribunal Superior Tierras.[25]

Es facultad del Tribunal Superior Tierras conocer un deslinde en Cámara de Consejo o designar un Juez de Jurisdicción Original para que el expediente recorra los dos grados, si sospecha que pueda existir algún litigio entre los interesados, aunque ellos estén conformes con dicho deslinde.[26]

La investigación a que se refiere el Artículo 72-b) de la Ley Registro Título sobre la nulidad de actos, es preciso interpretarla restrictivamente.[27]

Los expedientes del Tribunal de Tierras se encuentran a disposición de todos los interesados para consultarlos, con mayor razón las partes envueltas en una litis y sus abogados.[28]

En el procedimiento especial instituido por la Ley Registro Título se inviste a Tribunal Superior Tierras con dos facultades: una como tribunal de apelación para toda persona que se sienta perjudicada por la decisión del Juez de Jurisdicción Original, y otra como tribunal de revisión, haya o no apelación.[29]

Doctrina

  • CONCEPCIÓN, Altagracia Virginia. CASTRO,Carmen Zenaida.FERRERA CUEVAS,Catalina. et.alli Derecho Inmobiliario. Santo Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 112P.
  • ÁVAREZ S., Arístides. El saneamiento de la propiedad y la ley sobre sucesiones, particiones y donaciones. En: Revista Jurídica Dominicana, 7(2): 954-956. Santo Domingo: 1945.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. El saneamiento de la propiedad y la ley sobre el impuesto sobre la propiedad urbana y otras mejoras. En: Revista Jurídica Dominicana, 8(21): 31-33. Santo Domingo: enero-marzo de 1946.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Eficacia y constitucionalidad de las citaciones en el saneamiento de la propiedad inmobiliaria. En: Revista Jurídica Dominicana, 9(25-26): 34-39. Santo Domingo: enero-junio de 1947.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Interés de distinguir para fines de competencia entre lo que es la mensura catastral y lo que es el saneamiento. En: Revista Jurídica Dominicana, 14(42-43): 59-62. Santo Domingo: julio-diciembre de 1952.
  • GÓMEZ T., Luis. La importancia en el saneamiento de una mensura correcta. En: Revista Jurídica Dominicana, 16(52-53): 40-45. Santo Domingo: enero-junio de 1955.
  • MEJÍA A., Enrique. La legislación de tierras: El proceso de saneamiento. Santo Domingo: Editora Tribuna hispánica, 1975. 15 p.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Eficacia y constitucionalidad de las citaciones en el saneamiento de la propiedad inmobiliaria. En: Estudios Jurídicos, 2(3): 35-41. Santo Domingo: 1975.
  • TAVARES [hijo], Froilán. En torno a la peligrosidad del proceso de saneamiento inmobiliario. En: Estudios Jurídicos, 2(3): 13-34. Santo Domingo: 1975.
  • FERNÁNDEZ C., Alberto, y Jorge Macon. Contribución de mejoras (por valorización de mejoras) en República Dominicana. Santo Domingo: Secretaría de Estado de Finanzas: BID, 1976. 113 h. Proyecto ATN/TF-1436 DR. Título de la portada: Contribución por valorización de terrenos: Estudio de anteproyecto de ley y reglamento.
  • HERNÁNDEZ, Rogelio A. Consideraciones sobre el saneamiento inmobiliar y su consecuencia, el certificado de título. En: Revista de Ciencias Jurídicas, 6: 3-66. Santo Domingo: enero-marzo de 1979.
  • MEDRANO V., Manuel W. Formularios sobre el saneamiento inmobiliar en Santo Domingo. Santo Domingo: [El autor], 1981. 56 p.
  • MEDRANO V. Manuel W. ¿Es posible el registro de mensura por terceros en terrenos registrados?. En: Jurisciencia, 2(2): 135-147. Santo Domingo: abril-junio de 1985.
  • MEDRANO V., Manuel W. Formularios sobre el saneamiento inmobiliar en Santo Domingo. 2da. ed. Santo Domingo: [El autor], 1995. 56 p.

Referencia

  1. República Dominicana [Leyes] Ley 108-05 de Registro Inmobiliario. Publicada en la Gaceta Oficial 10316
  2. República Dominicana [Leyes] Ley No. 1542 De Registro De Tierras. Publicada en la Gaceta Oficial 6707, del 7 de noviembre de 1947
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 771. Año 338º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 879. Año 337º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 930. Año 692º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1972º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1979º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1986º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1993º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 875. Año 2935º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 875. Año 3371º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 879. Año 399º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 984. Año 1347º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 774º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1043. Año 236º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 240º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 247º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 870º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1058. Año 508º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 441º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 719º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 766º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 720º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 1121º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 764º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 628º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 700º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 765º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 774º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy B. Leyba 08:07 3 sep 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas