Habeas Corpus

De EnjWiki


Ver También: Drogas Narcóticas Presencia del Inculpado ante el Tribunal Tribunal, Constitución del

Tabla de contenidos

Normativa

Legislación

  • Ley 5353 del 22 de octubre de 1914 sobre Habeas Corpus[1]
  • Ley No. 160 de 1967[2]
  • Ley No. 10 de 1978[3]

Jurisprudencia

Según el Artículo 13 basta para decidir el mantenimiento en prisión de la persona que ha solicitado mandamiento de hábeas corpus, que los jueces aprecien que “hay fundamento para presumir que dicha persona puede resultar culpable”, lo cual no implica fallar sobre la culpabilidad o no del impetrante, que se hará posteriormente cuando el proceso se conozca en su fondo.[5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14]

En una causa de hábeas corpus el Juez puede negar la solicitud de que se aporte copia de la relación del delito hecho a la Policía, porque no se juzga sobre la culpabilidad del prevenido, sino solamente la regularidad o no de la prisión.[15]

Si el impetrante ya se encuentra en libertad, no ha lugar a estatuir sobre su demanda de hábeas corpus.[16] [17] [18] [19]

Transcurrido ya el plazo de trabajos públicos impuesto a los prevenidos por la Corte de Apelación y habiéndose casado la sentencia dictada por esa Corte sobre el recurso de los prevenidos únicamente, no puede la Corte de envío mantenerlos en prisión por más tiempo, pues sería agravar su pena. La Suprema Corte de Justicia, como corte de apelación, revoca la sentencia de la Corte de envío, que declaró improcedente el hábeas corpus porque aún no había resuelto el fondo, y ordena que los prevenidos sean puestos en libertad inmediatamente.[20]

La solicitud de hábeas corpus no procede si, al momento en que se conoce y aunque sea en grado de apelación, ha intervenido una providencia calificativa. No es necesario que esta providencia haya intervenido al momento de la solicitud.[21]

Los Jueces de hábeas corpus tienen la facultad de ordenar o no la libertad provisional del detenido cuando haya necesidad de reenviar la vista del juicio. Pueden mantenerlo en prisión.[22]

Los Jueces de hábeas corpus deben limitarse a decidir si una detención puramente precautoria está o no justificada, si en la vista de la causa se revelan a cargo del detenido hechos que justifican la privación de la libertad. No necesitan establecer los hechos de manera exhaustiva de que la prisión preventiva se justifica o no.[23] [24] [25] [26] [27]

Lo que prescribe el Artículo 16 de la Ley de Hábeas Corpus, cuando el detenido es privado de su libertad por una orden de funcionario judicial competente, es que el Ministerio Público debe ser citado. Si el Ministerio Público, habiendo sido citado, no asiste a la audiencia, el Juez puede conocer la causa sin reenviar para otra fecha.[28] [29]

Los Jueces de hábeas corpus son competentes para decidir si la acción pública está prescrita.[30]

El recurso de apelante ante la Suprema Corte de Justicia en materia de hábeas corpus no está sujeto a ninguna forma especial para su notificación y es válida si el prevenido se ha enterado y estuvo presente para defenderse.[31]

Los acusados fueron descargados en apelación, pero el Procurador General recurrió en casación y los acusados fueron mantenidos en prisión. Ellos solicitaron hábeas corpus a la misma corte de apelación que los había descargado y obtuvieron sentencia ordenando su puesta en libertad. El Procurador recurrió en apelación ante la Suprema Corte de Justicia. La Corte de Apelación es incompetente para dictar el auto de hábeas corpus después de haber fallado el fondo.[32] [33]

Cuando ya existe orden de libertad condicional para los procesados, aun cuando guarden prisión todavía, carece de interés estatuir sobre el pedimento de hábeas corpus.[34]

La Corte de Ap. le concedió al procesado su libertad provisional bajo fianza y éste pagó su fianza, pese a lo cual la autoridad lo mantuvo en prisión. Elevado el recurso de hábeas corpus, la Corte dispuso la puesta en libertad del impetrante, atendiendo a que la Ley No. 5439 del 11 de diciembre de 1915 establece que los fallos en materia de libertad provisional bajo fianza son siempre ejecutorios provisionalmente y, por otra parte, a que la Ley No. 5353 de 1914 sobre Hábeas Corpus impone al Juez el deber de auxiliar a la persona que sufre prisión sin orden de la autoridad competente, para que obtenga su libertad.[35] [36]

Procede ordenar la libertad del impetrante por estar guardando prisión no obstante haberse ordenado su puesta en libertad. El recurso de hábeas corpus está diseñado para favorecer a cualquier persona víctima de un encierro ilegal y le permite acudir ante cualquier funcionario con facultad de juzgar, sin distinción del grado de su jurisdicción.[37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53]

El impetrante solicitó su puesta en libertad a la Suprema Corte de Justicia por estar todavía en la cárcel luego de haberse ordenado su puesta en libertad mediante sentencia anterior de hábeas corpus dictada por la Suprema Corte de Justicia. Interrogado en audiencia el alcaide de la cárcel pública, se pudo establecer que prevalecían las condiciones que dieron lugar a la sentencia anterior y se ordenó nuevamente la inmediata puesta en libertad del impetrante.[54]

El impetrante no fue presentado a la Suprema Corte de Justicia, porque la Policía no permitió su traslado, desoyendo el oficio del Procurador General. En este caso, por no haber sido llevado ante juez, se ordena la libertad del impetrante.[55]

Mediante tres sentencias anteriores, la Suprema Corte de Justicia había ordenado la libertad del impetrante. A pesar del carácter irrevocable de dichas sentencias, la orden de libertad no había sido ejecutada. En el presente caso no queda nada que juzgar, estando sólo pendiente la ejecución de las ya señaladas sentencias, como lo impone el acatamiento al orden jurídico establecido por la Constitución. Por tanto se declara ilegal la prisión del impetrante y se ordena su libertad inmediata en acatamiento a las sentencias anteriores.[56]

El hecho de que la orden de prisión haya sido expedida por funcionario competente, como el Juez de Instrucción o la Cámara de Calificación, no es óbice para conocer de la acción de hábeas corpus, pues esas decisiones no tienen la autoridad de cosa irrevocablemente juzgada, dado que pueden ser modificados cuando se conozca el fondo. Tampoco es obstáculo al hábeas corpus el principio de que las decisiones de la Cámara de Calificación no son susceptibles de ningún recurso.[57]

El solo hecho de que el impetrante conociera al autor del delito de tráfico de drogas y de que éste haya tenido necesidad de la ayuda de otras personas, no constituye apariencia o presunción de que el impetrante sea culpable.[58]

Antes de evaluar si existía algún mandamiento de prevención contra el acusado, la Corte de referencia debió examinar en primer término si el recurso de interpuso conforme a las normas procesales para estar en condiciones legales de analizar las piezas del proceso.[59]

La alegada condición de “presos descargados” de los recurrentes no era tal, dado que la sentencia de la Corte a qua fue recurrida por el Ministerio Público dentro del plazo previsto por la Ley No.62-86 para los casos de drogas, además de haber resuelto cuestiones de fondo que impedían la aplicación de la Ley No.2753 del 1953.[60]

El hábeas corpus está destinado a proteger la libertad individual, teniendo los Jueces la misión de determinar si la detención o arresto han sido ordenados de formal regular y por el funcionario autorizado en la ley; si existe sentencia que ordena la puesta en libertad de los impetrantes sin que haya ninguna otra causa legítima de prisión, la Suprema Corte de Justicia ordenará la inmediata puesta en libertad.[61]

El impetrante elevó una segunda acción de habeas corpus ante la Suprema Corte de Justicia, con los mismos hechos conocidos en la decisión dictada sobre el primer pedimento; la segunda acción se declaró inadmisible en base a las disposiciones del Artículo 26 de la Ley No.5353, que prohíbe la repetición de esta acción a menos que se presenten nuevos hechos.[62]

La Suprema Corte de Justicia acogió la solicitud de puesta en libertad de la impetrante, quien permanecía en prisión no obstante haber transcurrido el tiempo de condena establecido en la sentencia de primer grado con carácter de la cosa irrevocablemente juzgada, a falta de evidencias sobre su apelación.[63]

El Juez de hábeas corpus no es el de la culpabilidad, pues sus decisiones no son absolutorias ni condenatorias, porque se limita a juzgar sobre la ilegalidad o no de la prisión.[64]

Competencia

Cuando el Juez de Primera Instancia, quien es normalmente competente para conocer del recurso de hábeas corpus, ha agotado su competencia por haber estatuido sobre el fondo de la inculpación, es la Corte de Apelación la que tiene competencia. La Suprema Corte de Justicia es competente cuando al peticionario se le ha rehusado el mandamiento tanto por el Juez de Primera Instancia como por la Corte de Apelación o cuando estos tribunales se han desapoderado por haber juzgado el fondo o cuando el peticionario tiene privilegio de jurisdicción en instancia única por la Suprema Corte de Justicia (Artículo 2 de la Ley de Hábeas Corpus) [65] [66]

Cuando el peticionario se encuentra detenido en ejecución de un mandamiento de prevención expedido por el Juez de Instrucción, el tribunal competente para estatuir sobre la legalidad de la prisión, lo es el Juzgado Primera Instancia, aun cuando la Corte de Apelación haya decidido la libertad provisional bajo fianza del impetrante.[67]

El tribunal donde se siguen las actuaciones es el que conoce el fondo de la acusación. Es competente el Juzgado de Primera Instancia, aun cuando esté pendiente ante la Suprema Corte de Justicia una demanda en declinatoria por causa de seguridad pública interpuesta por el Procurador General de la República.[68]

El hecho de que esté pendiente ante la Suprema Corte de Justicia una solicitud de declinatoria por sospecha legítima, no significa que sea ante la Suprema Corte de Justicia que se sigan las actuaciones por lo que no es competente para expedir un mandamiento de hábeas corpus.[69]

La Corte de Apelación aplazó el conocimiento de la petición de hábeas corpus mientras tenía pendiente ante la Suprema Corte de Justicia una declinatoria por causa de seguridad pública, de la que después desistió. Durante ese período de dos años, los impetrantes, que habían sido declarados no culpables por el Juzgado Primera Instancia, permanecieron presos. Este aplazamiento constituye el rehusamiento a que alude el Artículo 25 de la Ley de Hábeas Corpus, en cuyo ámbito se comprende tanto la negativa de librar el mandamiento como el pretexto para eludir su conocimiento. Por ende, la Suprema Corte de Justicia es competente para conocer de la acción y ordena la averiguación de las causas de la prisión.[70]

Agotada la competencia del Tribunal de Primera Instancia y de la Corte de Apelación, corresponde a la Suprema Corte de Justicia conocer de la acción de hábeass corpus de los impetrantes.[71]

Doctrina

  • CONEJO,Milena.CORSINO NÚÑEZ DE ALMONACID,Aylín J.CURIEL DURÁN,Ramona.et.alli. Fundamentación de los RecursosSanto Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 575 P.
  • Reproducción: Exposición de motivos de la ley de habeas corpus. En: Revista Jurídica, 1(1): 22-26. Santo Domingo: febrero de 1935.
  • BÁEZ, Damián. De la competencia en materia de habeas corpus. En: Revista Jurídica Dominicana, 2(1): 25-26. Santo Domingo: 1 de enero de 1940.
  • NOUEL Y B., José M. Caso único de habeas corpus. En: Reminiscencias Forenses. Santiago: Editorial El Diario, 1941. pp. 11-50.
  • ACOSTA G., Juan P. El habeas corpus: (Un recurso de derechos humanos). Prólogo por Artagnan Pérez Méndez M. Moca: Editora Dalis, 1996. xcvii, 464p.
  • ALVAREZ VALENCIA,Hugo.TAVARES,Margarita .CASTELLANOS ESTRELLA,Víctor J.et. alii. Curso Garantías Constitucionales. . Santo Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura, 2002. 262 P.

Referencia

  1. República Dominicana [Leyes] Ley 5353 del 22 de octubre de 1914 sobre Habeas Corpus. Publicada en la Gaceta Oficial 2550, modificada por:
  2. República Dominicana [Leyes] Ley No. 160 de 1967. Publicada en la Gaceta Oficial 9036.9
  3. República Dominicana [Leyes] Ley No. 10 de 1978. Publicada en la Gaceta Oficial 9498.17
  4. República Dominicana [Leyes] Ley No. 76-02 del 19 de julio del 2002, que establece el Código Procesal Penal. Publicado en la Gaceta Oficial No.10170 (Artículos 381 y siguientes)
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 729. Año 2516º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 731. Año 3010º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 733. Año 3341º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 735. Año 302º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 737. Año 798º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 737. Año 872º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 793. Año 2139º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 866. Año 66º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1940º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 527º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 745. Año 3013º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 752. Año 2117º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1940º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1049. Año 33º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1053. Año 51º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1461º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 790. Año 1625º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 888. Año 2973º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 888. Año 2974º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 888. Año 2975º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 909. Año 1201º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 952. Año 358º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 61º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 903. Año 219º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 56º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 903. Año 219º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 931. Año 865º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 956. Año 782º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 957. Año 737º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 958. Año 947º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 55º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 963. Año 95º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 58º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 90º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 110º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 118º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 968. Año 769º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 978. Año 460º
  43. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 978. Año 524º
  44. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 979. Año 642º
  45. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 980. Año 808º
  46. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 981. Año 1010º
  47. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 982. Año 1094º
  48. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 988. Año 296º
  49. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 989. Año 353º
  50. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 990. Año 439º
  51. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 993. Año 759º
  52. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 995. Año 963º
  53. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 26º
  54. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 969. Año 1024º
  55. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 971. Año 1403º
  56. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 973. Año 1804º
  57. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 31º
  58. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 60º
  59. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 65º
  60. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 52º
  61. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 83º
  62. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 23º
  63. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 106º
  64. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 107º
  65. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 66º
  66. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 113º
  67. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 47º
  68. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 159º
  69. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 97º
  70. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 16º
  71. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 82º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p



Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas