Empleador

De EnjWiki


Ver También: Documentos Emanados del Patrono Patrono Prestaciones Laborales

Tabla de contenidos

Normativa

Legislación

Jurisprudencia

Al condenar al pago de prestaciones laborales a “A y/o B”, se da un efecto contradictorio; y es indicativo de que el tribunal a quo no estuvo convencido de cuál era el verdadero empleador, por lo cual la sentencia carece de motivos suficientes.[3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15]

Si bien el trabajador puede demandar a toda persona que, por la vinculación con la contratación y la dirección de los servicios, le dé la apariencia de ser el empleador, esta circunstancia no libera al Juez de determinar los elementos tomados en cuenta para reconocer esa condición a varias personas a la vez. Para reconocer a una persona como empleador, no es suficiente que alguien haya dado instrucciones o entregado el salario al trabajador, lo que pudo haber realizado por obligación propia o por delegación del verdadero empleador. Para imponer condenaciones laborales, los tribunales deben precisar cuál es la persona que ostenta la condición de empleadora. Resulta impreciso el dispositivo que condena a varias personas utilizando las conjunciones y/o, indicativo de que el tribunal no estuvo convencido de cuál era el verdadero empleador.[16] [17] [18]

El hecho de que dos o más empresas constituyan un conjunto económico, integrado por los mismos accionistas, no implica la existencia de un fraude que haga solidaria la responsabilidad de cada una de ellas. Para que la solidaridad exista, es necesario que hayan mediado maniobras fraudulentas que los Jueces deben precisar.[19] [20]

La recurrida tenía la apariencia de ser la empleadora, pues dirigía las labores de los empleados en su condición de administradora. El trabajador no está obligado a saber quién es realmente su empleador, y si una persona se comporta como tal, esto es, dirige las actividades de otra y le paga su salario, se caracteriza el lazo de subordinación y ésta debe ser tratada como empleadora.[21] [22]

Aunque el trabajador puede tener dudas sobre quién es su verdadero empleador, esa duda no puede plasmarse en la sentencia. Los Jueces deben señalar cuál es la persona que ostenta la condición de empleadora y, en caso de que las condenaciones se impongan a más de una persona, indicar los motivos de esa circunstancia.[23] [24] [25]

La formación de las sociedades de comercio excluye la responsabilidad de sus máximos funcionarios, salvo cuando la ley de manera expresa disponga lo contrario. Por ende, es correcto que el tribunal a quo haya excluido de responsabilidad al administrador, sin necesidad de que éste solicite dicha exclusión.[26]

El liquidador de una empresa (en este caso un Banco) ejerce funciones de administración y representación de la misma durante el proceso de liquidación, pero no asume la condición de empleador frente a los trabajadores ni frente a la empresa, como tampoco asumen responsabilidades que correspondan a esta última por su relación laboral.[27]

Los Jueces de fondo solo pueden condenar como empleadores a quienes se establezca la condición de tales, estando en la obligación de liberar a aquellos demandados que así no fueren.[28]

La condenación solidaria puede provenir por una causa distinta a la establecida en el Artículo 12 del Código Trabajo, como el caso de los empleados contratados por un intermediario de la empresa por cuenta de ésta.[29]

La calidad de empleador del Dr. P.M. fue retenida a falta de éste aportar las pruebas que demostraran la constitución como sociedad comercial de la Clínica y su condición de persona jurídica distinta de aquél.[30]

Como el Tribunal a quo aceptó la demanda contra los dos aparentes empleadores, no podía imponer condenación a una tercera empresa sin preliminar de conciliación y sin precisar las razones por las que atribuye la condición de empleadores a tres personas distintas.[31]

De acuerdo al Artículo 6 del Código Trabajo los administradores y funcionarios de una empresa son sus mandatarios, por lo que no comprometen su propia responsabilidad ni tampoco adquieren por ello la condición de empleador.[32]

Las entidades demandadas nada manifestaron sobre la condenación impuesta a ambas por la sentencia de primer grado, admitiendo implícitamente tener resp. común frente a las reclamaciones de la demandante.[33]

El plan de pensiones de la empresa no demostró que fuera una persona jurídica distinta de la demandada.[34]

Para que el Consejo Estatal del Azúcar fuera solidariamente responsable de las obligaciones contraídas por un ingenio, era necesario que ocurriera uno de los casos de sustitución o traspaso previstos por los Artículos 57 y 58 del Código Trabajo.[35]

Doctrina

  • BALLESTER H., Antonio, y Américo Moreta Castillo. El Estado dominicano empleador: Un análisis legislativo. Memorias del I Congreso Nacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social: Celebrado del 9 al 12 de septimbre de 1981 [y organizado] por la Asociación Dominicanaca de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. San Pedro de Macorís: Universidad Central del Este. 1984, pp.77-82.
  • HERNÁNDEZ R., Lupo. Poder de dirección del empleador. En: Estudios Jurídicos, 4(3): 289-303. Santo Domingo: septiembre-diciembre de 1994.
  • HERNÁNDEZ R., Lupo. El poder reglamentario del empleador. En: Gaceta Judicial, 2(27): 43. Santo Domingo: Editora Judicial, S.A. 26 de febrero al 12 de marzo de 1998.
  • HERNÁNDEZ J., Rogelio A. La teoría del empleador aparente. En: Gaceta Judicial, 2(31): 36-37. Santo Domingo: Editora Judicial, S.A. 23 de abril al 7 de mayo de 1998.

Referencia

  1. República Dominicana [Constitución 2002] 'Constitución de la República Dominicana:' Puesta en vigor en Santo Domingo, República Dominicana el día 25 de julio del 2002. 74p, Publicada en la Gaceta Oficial 10240.33. A la cabeza del título: La Asamblea Nacional. En nombre de la República Dominicana.
  2. República Dominicana [Leyes] Ley 16-92 del 29 de mayo de 1992, que crea el Código de Trabajo de la República Dominicana. Publicado en la Gaceta Oficial 9836
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1045. Año 334º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 247º y 282º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 413º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 564º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 637º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 584º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 408º y 667º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 458º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 300º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 737º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 1004º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 912º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 616º,657º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 264º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 340º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 795º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1047. Año 347º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 1004º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1049. Año 253º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 699º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 458º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1053. Año 470º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 666º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 340º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1058. Año 245º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 415º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 933º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 947º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 758º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 1004º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 761º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 486º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 573º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Enlaces Relacionados

Gaceta Judicial

Secretaria de Estado de Trabajo



Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas