Desistimiento

De EnjWiki


Ver También: Casación, Desistimiento del Recurso Costas

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

El impetrante en una acción de hábeas corpus solicitó que se le libre acta de su desistimiento de esa acción y al mismo tiempo que se le otorgue la libertad provisional hasta tanto se emita una decisión sobre la demanda en declinatoria del ministerio público. Pero frente al desistimiento, la Suprema Corte de Jusitica no puede estatuir ni sobre la excepción de incompetencia planteada por el ministerio público, ni sobre el otorgamiento de la libertad provisional, por efecto del desapoderamiento que se produce como consecuencia del desistimiento.[1]

Los desistimientos de personas que no sabían firmar se hicieron válidamente ante notario asistido de dos testigos.[2]

Si es cierto que el desistimiento de instancia, cuando está ligada entre las partes, debe ser aceptado por la otra parte, no es menos cierto que, siendo un abandono de la instancia o del procedimiento, nada se opone a que se produzca en cualquier momento, y el tribunal puede validarlo si la negativa del intimado a aceptarlo no está fundada en una razón legítima. Lo que hace imposible su validación es que se haya consumado la instancia con el pronunciamiento del fallo contradictorio que pone fin a la misma, lo cual no había ocurrido. (Se da acta del desistimiento y se condena al desistente al pago de las costas.)[3]

El desistimiento de un recurso de apelación, como de cualquier otro recurso, tiene que ser presentado por el propio apelante o recurrente o por un apoderado con poder especial. El acto suscrito por el abogado del recurrente, sin haber justificado el mandato de su cliente para tales fines, no surte efecto.[4]

El ex esposo solicitó la transferencia a su favor de una parcela adquirida durante el matrimonio a nombre de su esposa, alegando que ella había dejado pasar dos años sin intentar la demanda en partición, pero luego desistió de la instancia, con lo cual los derechos de su ex esposa quedaron consolidados.[5]

El desistimiento es uno de los medios de la conclusión de un litigio, que no implica renuncia de derechos, sino la descontinuación del ejercicio de una acción, que no colide con el V Principio Fundamental del Código Tributario. El hecho de que el desistimiento se haga en desmedro de los derechos del abogado apoderado no determina la nulidad del mismo, sino que permite al abogado accionar contra su cliente en cumplimiento de las obligaciones contraídas en el contrato de cuota litis. No compromete la responsabilidad de la contraparte, a menos que lo haya inducido a desconocer los derechos del abogado.[6]

Conforme a los Artículos 148 y 149 de la Ley Registro Tierra el desistimiento se acepta mediante simples actos bajo firma privada, legalizadas las firmas, lo que podrá ser validado por el Tribunal, a menos que el contrato judicial esté formado y se haya consumado por efecto de un fallo contradictorio, o que la parte demuestre no haberlo suscrito.[7]

Aceptación del

En una acción de investigación de la paternidad intentada por una mujer como tutora de su hija, si el demandado opone como medio de inadmisión la falta de calidad de la mujer, por haber celebrado nupcias sin que el consejo de familia haya acordado dejarle la tutela, y entonces la demandante se desiste de su demanda, obtiene el nombramiento de tutora del consejo de familia e intenta otra demanda, es claro que el demandado había aceptado el desistimiento y la segunda demanda puede estudiarse a fondo.[8]

En materia represiva, el desistimiento puro y simple no tiene que ser aceptado por la otra parte, pero hasta que no intervenga una decisión dando acta del desistimiento, el desistente puede retractarse.[9] [10]

Minutos antes de la audiencia fijada para conocer el recurso de oposición, el recurrente desistió de su recurso, canceló el rol e interpuso de nuevo su recurso para una audiencia posterior. El recurrido compareció de todos modos y pidió la nulidad del recurso. Para desistir del recurso de oposición se precisa la aceptación de la contraparte. Ante la negativa de la recurrida de aceptar el desistimiento, los jueces pudieron entrar al fondo.[11]

El desistimiento no tiene que ser aceptado por los recurridos en razón de que contra ellos se ha promovido el defecto.[12]

El demandado interpuso la excepción de fianza de extranjero transeúnte. El juez la fijó en RD$30,000, después de lo cual el demandante desistió de su instancia. Este desistimiento no tuvo que ser aceptado por el demandado. No se había ligado la instancia, pues el demandado aún no había concluido al fondo.[13] [14]

En materia represiva, el desistimiento puro y simple de una parte no tiene que ser aceptado por la otra parte.[15]

A favor de uno de los Colitigantes

Dos personas pretendieron haber ganado un premio de la Lotería, consistente en una casa. Una demandó a la Lotería en La Vega y la otra en Santiago, recayendo en ambos casos sentencia contra La Lotería, que apeló contra ambas ante la Corte de Apelación de Santiago. Luego La Lotería se desistió de una de sus apelaciones, desistimiento contra el cual el otro apelado recurrió en casación. En este caso se hace preciso el acoger el desistimiento, decidir entre el apelado y su parte adversa, pues la apelante (La Lotería) no tiene verdadero interés en el fondo del litigio.[16]

De la Parte Civil, Efecto sobre la Persecución Penal

En el caso de los delitos de injurias y difamación bajo el Código Penal, los que están sujetos a la necesidad de una querella previa, el desistimiento de la parte civil detiene la acción pública.[17]

Si bien la madre querellante declaró que dejaba sin efecto la persecución contra el prevenido para que cumpliera con sus obligaciones de padre, su renuncia no podía impedir que la Corte continuara el conocimiento de la causa. (El prevenido fue descargado por falta de pruebas).[18]

El desistimiento debe ser expreso o resultar de un acto que no deje ninguna duda sobre la voluntad de abandonar el proceso. El defecto pronunciado no implica ese cambio.[19]

Mediante cumplimiento Voluntario de lo Requerido

Si el demandante le notifica al demandado el levantamiento del embargo que había practicado contra él, después de notificada por el demandado la demanda en nulidad del embargo, el desembargo adquiere la calidad de un desistimiento de la medida conservatoria, lo cual obliga al embargante a hacer la oferta real de costas y de no hacerla, a que esas costas se pongan a su cargo.[20]

Si bien, según una parte de la doctrina jurídica, el desistimiento puede ser tenido por válido aún cuando tome la forma de una carta misiva, es a condición de que se exprese claramente la decisión de desistir. Si la carta le notifica al Procurador que los condenados han consignado sus multas y cumplido su pena de prisión, por lo que solicitan orden de libertad, ello no implica intención de desistiese del recurso de apelación interpuesto contra la condena.[21]

Por el Recurrido

Los demandantes originarios y recurridos en casación pidieron el sobreseimiento definitivo del recurso de casación, declarando que hablan recibido el pago reclamado, por lo que carecían de interés. Este pedimento no se puede acoger, pues sólo los recurrentes pueden desistir de su recurso.[22]

Retractación

La parte civil tiene derecho a desistir de su recurso y puede también retractarse de su desistimiento, pero esta retractación está sometida a la doble condición de que no haya intervenido sentencia dando acta del desistimiento y, en segundo lugar, que la retractación se produzca en el mismo grado de jurisdicción donde se produjo el desistimiento.[23]

Doctrina

  • MARTÍN, Antonio E. El desistimiento. En: Revista Jurídica Dominicana, 3(2): 326-334. Santo Domingo: abril de 1941.
  • MARTÍN, Antonio E. El desistimiento. En: Revista Jurídica Dominicana, 3(3): 378-386. Santo Domingo: 1 de julio de 1941.
  • DE LA MATA,José .ALCÁCER GUIRAO, Rafael. RUSCONI, Maximiliano. et.alli.Teoría del DelitoSanto Domingo:Escuela Nacional de la Judicatura. 2007, 554 P.
  • CONCEPCIÓN, Altagracia Virginia. CASTRO,Carmen Zenaida.FERRERA CUEVAS,Catalina. et.alli Derecho Inmobiliario - Material III Santo Domingo.Escuela Nacional de la Judicatura. 2007 78P.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 52º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 570º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 406º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 1027º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 686º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 634º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 888º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 739. Año 1375º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 853. Año 2867º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 931. Año 821º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 882. Año 1174º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 884. Año 1712º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 885. Año 2207º
  14. Discurso, Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 890. Año 10º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 931. Año 821º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1089º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 760. Año 719º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 3037º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 933. Año 1054º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 3105º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 780. Año 2172º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 882. Año 1124º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 981. Año 970º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy B. Leyba 08:36 27 ago 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas