Conciliación Laboral

De EnjWiki


Ver También: Prescripción (Materia Laboral), Interrupción

Tabla de contenidos

Normativa

Legislación

Jurisprudencia

Acta

El acta de conciliación, en que el patrono ofrece reinstalación al trabajador, es un acto auténtico que debe ser ponderado.[2]

Aquiescencia

El hecho de que el patrono haya propuesto al trabajador llegar a un acuerdo en la audiencia de conciliación, no implica un reconocimiento de los pretendidos derechos del demandante. No se establece la condición de empleador del demandado por el solo hecho de tratar de llegar a un acuerdo conciliatorio.[3]

Carácter de orden Público

El cumplimiento de la formalidad del preliminar de conciliación debe suscitarse de oficio por ser de orden público.[4]

Si la empresa quería establecer que el preliminar de conciliación no se había agotado respecto de todos los trabajadores, debió proponerlo a los Jueces del fondo, pues no puede suscitarse por primera vez en casación.[5]

Según el Artículo 47 de la Ley No. 637 y del principio VIII del Código de Trabajo, el preliminar de conciliación es de orden público y el medio deducido de su violación puede ser propuesto por primera vez en casación. En la especie, la demanda introductiva no fue precedida del preliminar, por lo que los procedimientos posteriores fueron nulos.[6]

Se rechaza el recurso de casación contra la sentencia de la Cámara a qua que declaró inadmisible la apelación de la trabajadora, pues la demanda contra la empresa se introdujo sin agotar el preliminar obligatorio de conciliación, lo que impidió juzgar una supuesta violación del Artículo 64 del Código Trabajo.[7]

Debido a la obligatoriedad del preliminar de conciliación antes de discutir la demanda de un conflicto de trabajo, un Juzgado de Trabajo no puede variar la persona del demandado durante esta fase, porque afecta la suerte de la demanda en una audiencia de conciliación.[8]

La demanda original del trabajador incluyó el Casino Gran Hotel Lina sin agotar frente a éste el preliminar de conciliación, lo que justifica que se revocara la decisión de primer grado por violación al derecho de defensa y al principio del doble grado de jurisdicción.[9]

Causa de la Separación

Si el patrono expresó la causa de la separación del trabajador (la terminación de la obra) en su comunicación a las autoridades laborales, no está obligado a formular su razonamiento en la tentativa de conciliación.[10]

Citación

Según certificación del encargado de la estación de Telecomunicaciones, el telegrama por medio del cual se citaba a la demandada no fue entregado. Cuando la parte no es citada o no recibe la citación, el preliminar de conciliación debe considerarse como [no] realizado. Siendo la conciliación de orden público, su omisión puede invocarse en cualquier estado de causa, aun en casación.[11]

Es el Departamento de Trabajo quien cita a los litigantes, sin que éstos sepan cuándo se produjo esa citación hasta el momento en que la reciben. Resulta impropia imputarle al trabajador que él sabía que la empresa no fue citada en conciliación. La empresa no depositó certificación del Departamento de Telecomunicaciones donde constara que no había sido citada, por lo que es preciso admitir que la formalidad relativa al preliminar de conciliación fue cumplida.[12]

Presentada la querella por el reclamante ante la sección de querellas y conciliación de la Secretaría de Trabajo, las autoridades administrativas estaban obligadas a cumplir las formalidades tendentes a la citación del querellado, sin que hubiera responsabilidad para el reclamante por la falta de citación.[13]

Copia del acta en el Emplazamiento

La falta de transcripción del acta de no conciliación en el emplazamiento (Artículo 54, Ley No. 637) no es a pena de nulidad cuando ambas partes tienen conocimiento de dicha acta y no imposibilita al tribunal juzgar el caso sometido.[14]

Demanda en Intervención

Una demanda en intervención en un proceso laboral no tiene que ser sometida al preliminar de conciliación; además este requisito se exige sólo para las demandas que hacen los trabajadores contra los patronos.[15]

Efecto sobre el Proceso

En la conciliación, el patrono alegó justa causa. Ante los tribunales alegó y probó la suspensión autorizada por el Dirección General de Trabajo. El Juez a quo sostuvo que la conciliación delimitaba el proceso. Esto es dar al acta de no conciliación un alcance que no tiene.[16]

La conciliación tiene por finalidad permitir que las partes lleguen a un acuerdo antes de la fase de juicio, por lo que el Tribunal no está obligado en esta etapa a decidir sobre ninguna excepción, medio de inadmisión o conclusiones de fondo.[17] [18]

El hecho de que los trabajadores demandaran a las personas con apariencia de empleadores no los libera de la obligación establecida por el Artículo 47 de la Ley No.637 sobre Contratos de Trabajo, de promover conciliación previa con la persona que considere su empleador.[19]

Si el Tribunal entendía irregular el preliminar de conciliación por falta de citación a la parte demandada, debió remitir el expediente donde fuere de derecho para que las partes intentaran llegar a un entendido y no declarar inadmisible la demanda.[20]

En grado de apelación, la tentativa de conciliación es promovida en la primera fase de la audiencia donde se conocerá el recurso, por lo que si fracasa este intento de conciliación, ya fuere por falta de acuerdo o por incomparecencia de una parte, puede conocerse el recurso en esa misma fecha.[21]

La incomparecencia de una parte a la audiencia impide que se realice una conciliación, siendo correcto el criterio de la Corte de asimilar tal incomparecencia a un acta de no acuerdo.[22]

Ofrecimiento o Transacción

Si se llega a una transacción de una demanda laboral y después el trabajador impugna esa transacción, hace falta otro preliminar de conciliación.[23]

En la conciliación las partes pueden hacer ofrecimientos para evitar la litis sin comprometer su responsabilidad.[24]

Si en la conciliación el patrono se comprometió a pagar prestaciones laborales, no puede posteriormente invocar el hecho de que la demanda de los trabajadores fue interpuesta tardíamente.[25]

Si la trabajadora rechaza la oferta de pago hecha por el empleador, antes de desestimarla el Tribunal debe precisar si la oferta cumple con el voto de la ley y si cubre el total adeudado.[26]

La oferta de pago del empleador no significa aquiescencia a la demanda, pues en esta materia se ha instituido el preliminar de conciliación que puede ser propuesto en todo estado de causa, con la finalidad que las partes terminen el litigio.[27]

Pluralidad de Actas

En una primera conciliación, el patrono prometió pagar las prestaciones pero, al no hacerlo, el trabajador tuvo que volver a querellarse y presentó ambas actas ante el Tribunal. Nada se opone a que se presenten varias actas.[28]

Representación de las Partes en el Preliminar

Si una parte se hace representar por una persona que no sea abogado, ésta debe presentar, si le es requerido, el documento que acredita su calidad y no basta que un poder esté archivado en la Secretaría de Trabajo, porque el abogado de la otra parte carece entonces de las seguridades necesarias para llegar a un entendimiento.[29]

La trabajadora enferma no podía hacerse representar por su hijo en el preliminar de conciliación, sin darle un poder especial y expreso para llegar a un acuerdo con el patrono.[30]

Si el patrono no objetó la representación que uno de los obreros pretendía tener de los demás en el preliminar de conciliación y ante los Jueces de fondo, se entiende que acepta la representación y renuncia a la irregularidad de la conciliación.[31]

Doctrina

  • ARZENO ARÍAS,Samuel;CASTILLO PLATA,Julio M.;FERNÁNDEZ,Federico; et alii.1 Edición Resolución Alternativa de Disputas.Santo Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura. 2002. 408 P.
  • HERNÁNDEZ R., Lupo. La conciliación y el pre-trial hearing. En: Gaceta Judicial, 1(19): 41. Santo Domingo: Editora Judicial, S.A. 30 de octubre al 13 de noviembre de 1997.

Referencia

  1. República Dominicana [Leyes] Ley 16-92 del 29 de mayo de 1992, que crea el Código de Trabajo de la República Dominicana. Publicado en la Gaceta Oficial 9836
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 866. Año 4º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 246º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 726. Año 1208º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 749. Año 907º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 920. Año 1339º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 819º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 913º,943º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 726º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 844. Año 538º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 967. Año 734º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 991. Año 612º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 901º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 840. Año 2366º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 964. Año 268º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 850. Año 2251º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 921º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 580º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 758º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 901º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 707º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 707º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 716. Año 1447º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 727. Año 1878º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 748. Año 667º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 530º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1068. Año 610º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 924. Año 2088º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 726. Año 1207º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 729. Año 2310º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 749. Año 938º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Enlaces Relacionados

Gaceta Judicial

--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy Berliza 08:20 12 ago 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas