Competencia en Materia de Tierras

De EnjWiki


Ver También: Desalojo de Inquilino: Competencia

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

Cuando el Tribunal de Tierras se encuentra apoderado de una litis sobre terreno registrado, la demanda en reparación de daños y perjuicios puede intentarse ante los tribunales ordinarios, pero éstos deben sobreseer el conocimiento de dicha demanda hasta que el Tribunal de Tierras haya decidido de manera irrevocable la cuestión de la propiedad.[1] [2] [3]

El hecho de que las porciones de tierras no hayan sido objeto de una subdivisión catastral no impide que sea competente el Tribunal de Tierras para conocer de una acción en rescisión de contrato de venta, si el terreno está registrado.[4]

Es competente la Cámara Civil y Comercial cuando la demanda tiene por objeto, no el derecho de propiedad, sino la reivindicación del título.[5]

No es competente el Juez de lo Civil para designar a un Administrador Judicial sobre terreno registrado.[6]

Una vez devuelto a su dueño el inmueble confiscado al régimen de Trujillo, las litis son de la competencia del Tribunal de Tierras y no del Tribunal de Confiscaciones.[7]

El Tribunal de Tierras no es competente para conocer de una demanda en partición en que los herederos no se han puesto de acuerdo y en que uno de ellos había apoderado una cámara civil.[8]

El Tribunal de Tierras es competente para conocer de las excepciones de conexidad y litispendencia que se presenten en el curso de una litis sobre terreno registrado.[9]

Cuando la demanda en lanzamiento de lugares no está fundada en un contrato de arrendamiento y se refiere a inmuebles no registrados, el tribunal competente es únicamente el Juzgado de Primera Instancia. Además, el propietario de un inmueble registrado puede proceder al desalojo según los Artículos 252 al 262 de la Ley Registro de Título.[10]

Estando la jurisdicción ordinaria apoderada de una demanda de partición de comunidad que se convirtió en partición de bienes relictos, el Tribunal de Tierras no era competente y no podía ordenar el registro de una parcela a nombre de la esposa.[11]

En una acción de cumplimiento de una promesa sinalagmática de compraventa de un inmueble registrado, el Tribunal de Tierras se declaró incompetente, considerando que no había contestación sobre el derecho de propiedad, sino un alegato de incumplimiento de una obligación. Pero cuando hay acuerdo sobre la cosa y el precio, la promesa es registrable y en consecuencia la litis es de la competencia del Tribunal de Tierras y se casa la sentencia del Tribunal de Tierras.[12]

Una demanda en pago de un pagaré suscrito para la compra de un terreno registrado es una demanda personal, que no entraña la competencia del Tribunal de Tierras.[13]

Para impugnar una sentencia dictada por la Cámara de lo Civil, en la que declaró nulo el procedimiento de embargo inmobiliario y su propia sentencia de adjudicación dictada un mes antes, lo procedente era agotar las vías de recurso abiertas contra esta sentencia y no apoderar el Tribunal de Tierras de una demanda sobre terreno registrado. (Artículo 10 Ley Registro de Tierras)[14]

Acción del prometiente-comprador en ejecución de una promesa de venta de un apartamento, en que se había estipulado un pago inicial y el resto cuando se obtuviera la aprobación para un financiamiento de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos. Esta acción no persigue la modificación del registro de la propiedad, sino la ejecución de un contrato y daños y perjuicios y es de la competencia exclusiva del tribunal de derecho común.[15] [16]

El recurrente construyó mejoras en terreno ajeno, creyendo que era del Estado. El propietario arrendó ese terreno y el arrendatario destruyó las mejoras, con lo que quedo extinguido todo derecho que eventualmente pudiera tener el recurrente al registro de las desaparecidas mejoras. Cualquier acción que pudiera el recurrente ejercer contra el recurrido no era de la competencia del Tribunal de Tierras.[17]

El Artículo 193 Ley Registro de Título no deja duda en cuanto a que el Tribunal de Tierras puede conocer de cualquier litis que surja entre los herederos y sus causahabientes con motivo de una determinación de herederos. (En la especie, el inmueble registrado fue el único bien relicto.)[18]

La competencia exclusiva del Tribunal de Tierras para modificar o aniquilar un derecho registrado no implica menoscabo de la competencia general de los tribunales ordinarios en materia de partición hereditaria. Así el tribunal civil puede excluir de una solicitud de rendición de cuentas como aspecto de una demanda en partición hereditaria, los beneficios resultantes de la administración de una parcela que había sido vendida a uno de los herederos por los demás y a favor de quien se había expedido un certificado de título como propietario único y exclusivo.[19]

Cuando el tribunal civil está apoderado de una demanda en partición hereditaria, dicha jurisdicción es competente, aun cuando los bienes estén registrados. El Artículo 214 de la Ley Registro de Título da competencia al Tribunal de Tierras solamente cuando todos los herederos están de acuerdo.[20]

Arrendamiento

Ver También: Competencia en Materia de Tierras, Desalojo

El Tribunal de Tierras tiene competencia exclusiva para conocer de las litis que surjan en relación con la existencia de arrendamientos registrados, aún cuando la propiedad sea afectada a la reforma agraria.[21]

Cabida de la Finca

No es competente el Tribunal Superior de Tierras para resolver sobre la validez de una hipoteca que garantiza el saldo del precio que el comprador niega tener que pagar, porque la finca es más reducida que la contenencia estipulada. Esta cuestión es personal y por ende de la competencia de los tribunales civiles.[22]

Es competente el Tribunal de Tierras para conocer de la reclamación para que al comprador se le entregue la diferencia entre el área real y el área consignada en el acto de venta.[23]

Si en un documento o sentencia en base al cual el Tribunal de Tierras ordena la transferencia de un derecho de propiedad, se ha deslizado un error en el área del derecho transferido, el único tribunal competente para corregir dicho error es el Tribunal de Tierras, pues la enmienda va a reflejarse necesariamente en el certificado de título.[24]

Carácter Absoluto

La regla del Artículo 7 Ley Registro de Título, que establece la competencia exclusiva del Tribunal de Tierras para conocer de litigios en torno a terrenos registrados, consagra una competencia de carácter absoluto que debe ser reconocida por los Jueces aun cuando no sea propuesta por los litigantes y puede proponerse en todo estado de causa y aún en casación.[25]

El Artículo 7 de la Ley Registro de Título confiere competencia exclusiva a la jurisdicción de tierras para todas las litis que afecten derechos registrados, aun cuando se persiga la transferencia de un certificado de título con motivo de un procedimiento de embargo inmobiliario alegadamente fraudulento.[26]

Compraventa

En acción de resolución de compraventa por falta de pago del precio, el Tribunal de Tierras es competente no sólo para ordenar la cancelación del certificado de título del comprador y para volver a registrar el inmueble a nombre del vendedor, sino que también es competente para resolver acerca de la compensación de créditos (la del comprador a la devolución de la parte del precio pagada y la del vendedor al pago del valor de los frutos), porque el Juez de la acción es Juez de la excepción.[27]

Es competente la jurisdicción común para conocer de la acción personal de daños y perjuicios causados por la supresión de una calle con que lindaba el solar comprado, pues no está en juego el derecho de propiedad ni se reclama cambio alguno al registro catastral.[28]

Toda acción en contestación de cualquier derecho registrado constituye una litis sobre esos derechos, incluyendo una acción del comprador contra la persona que previamente habla obtenido promesa de venta del mismo vendedor y habla inscrito una oposici6n al registro de la venta.[29]

Comunidad Legal y Bienes Reservados

Se extiende la competencia del Tribunal de Tierras a la declaratoria de bienes reservados de la mujer casada bajo la Ley No. 390 de 1940, respecto de un terreno registrado.[30]

Si el esposo divorciado intenta ante el Tribunal de Tierras un juicio para que se le declare propietario único de un inmueble de la comunidad, sobre la base de que prescribió el derecho de su mujer a solicitar la partición; y si la mujer lanza en la jurisdicción civil una acción de partición, debe el Tribunal de Tierras sobreseer su decisión hasta que el tribunal de lo civil, que tiene la competencia más amplia, decida sobre la partición y alegada prescripción.[31]

La demanda en partici6n de una comunidad de bienes entre esposos es una acci6n personal de la competencia civil ordinaria, aun cuando contenga inmuebles.[32]

Cuestiones Diversas

No es competente el Tribunal de Tierras para determinar si una sociedad se ha disuelto, para apreciar la validez de una transferencia de título.[33]

Para dirimir el conflicto en torno al contrato de mensura entre el propietario y el agrimensor es competente el Tribunal Superior de Tierras en instancia única. (Ley Registro de Título, Artículo 50-II)[34]

Aunque el Tribunal de Tierras no puede llevar a cabo una inscripción en falsedad, es competente para comprobar si al firmar la venta la vendedora tenía capacidad mental.[35]

Es competente el Tribunal de Tierras en un juicio del Estado contra un propietario beneficiado por la construcción de un canal de riego, cuando el pago se reclama en tierra.[36]

Cuando ninguna de las partes solicita la declinatoria del Juez de lo civil ante el Tribunal de Tierras, sobre la base de que el terreno está en mensura catastral (Artículo 269, párrafo, Ley Registro de Título), no puede suscitarse por primera vez en casación esa incompetencia.[37]

No es competente el Tribunal de Tierras para conocer de la alegada irregularidad de la constitución de una compañía, relacionada con el avalúo de inmuebles que se aportaron en naturaleza.[38]

Es competencia del Tribunal de Tierras corregir el error material cometido en la designación catastral de un inmueble al expedirse un certficado de título, error éste que ha provenido del documento entre partes o de la sentencia que originaron la transferencia del inmueble.[39]

Desalojo

El Tribunal de Tierras es competente para ordenar el uso de la fuerza pública para desalojar al ocupante de un inmueble, si éste no tiene la prueba de un contrato de arrendamiento u otro título, caso en el cual sería competente el Tribunal civil.[40]

Si el inquilino de una casa registrada desea obtener la suspensión provisional de una persecución de desalojo, hecha a tenor del Artículo 258 Ley Registro de Título, debe acudir al abogado del Estado, pues el Juez de los referimientos es incompetente.[41]

Después de la modificación del Artículo 7 Ley Registro de Título por la Ley No. 3719 de 1953 que incluye varias acciones personales dentro de la competencia del Tribunal de Tierras cuando sea necesario ventilarlas “para la correcta aplicación de esta ley”, es competente el Tribunal de Tierras para conocer de las litis en relación con arrendamientos registrados, en acciones de desalojo.[42]

El demandado en juicio de desalojo puede producir un certificado de título a su favor como defensa, sin que esto implique que se trata de un juicio sobre terreno registrado.[43]

La demanda en rescisión de un contrato de inquilinato, desalojo y cobro de alquileres es una acción personal de la competencia de los tribunales ordinarios, aun cuando el inmueble esté registrado. El hecho de que exista otra litis entre las partes ante el Tribunal de Tierras no despoja a los tribunales comunes de su competencia, sino que a lo sumo podría motivar el sobreseimiento.[44]

La acción en desalojo por haber terminado el contrato de arrendamiento por mutuo consentimiento es de la competencia del Juez Primera Instancia.[45]

Medidas Conservatorias

Si el Tribunal de Tierras es competente en la acción de nulidad de unas transferencias de terreno registrado, lo es también para conocer de la solicitud incidental de que ese terreno se ponga bajo secuestro, y es incompetente en ese caso el Juez de los referimientos.[46] [47] [48]

El Tribunal de Tierras es competente para resolver sobre un pedimento de secuestro en un juicio pendiente ante otra jurisdicción para determinar a cuál de los adjudicatarios corresponden ciertas mejoras.[49]

La demanda en tercería contra una sentencia sobre embargo inmobiliario debe deducirse ante el tribunal de lo civil. (Ley Registro de Título, Artículo 10).[50]

Los tribunales ordinarios son competentes para conocer de todo lo relativo a un embargo inmobiliario, incluyendo la demanda de cancelación de hipoteca judicial sobre terreno registrado.[51]

Mejoras

El Tribunal de Tierras no es competente para conocer la acción contra el dueño por pago del valor de las mejoras construidas por tercero en su propiedad. La única finalidad de esta acción es fijar una cantidad de dinero, sin afectar los derechos reales, por lo que su naturaleza es personal.[52]

El Tribunal de Tierras es competente para conocer de una demanda en remoción de un efecto (aparato de aire acondicionado) colocado por un extraño en un inmueble registrado.[53]

Partición Hereditaria

El Tribunal de Tierras puede conocer de cualquier litis que surja entre herederos con motivo de la división de un terreno registrado (Artículo 193 Ley Registro de Título). Pero cuando está pendiente ante los tribunales ordinarios una demanda en partición, debe el Tribunal de Tierras declinar el -asunto ante aquella jurisdicción que es más amplia y sería la única competente si los bienes relictos comprendieran inmuebles no registrados o bienes muebles.[54] [55] [56]

En principio la jurisdicción civil ordinaria es competente para conocer una acción de partición de una sucesión con inmuebles registrados. El Tribunal de Tierras sólo puede tener competencia cuando ningún interesado solicita la declinatoria por ante la jurisdicción ordinaria. Por tanto el Juez de lo civil no puede inhibirse.[57] [58] [59]

Salvo que los herederos hayan elaborado de común acuerdo un proyecto de partici6n o que ninguno de ellos proponga la declinatoria al Tribunal de Tierras (Ley Registro de Título, Artículo 214), son competentes los tribunales ordinarios para conocer de la partici6n de una sucesión que contiene bienes muebles e inmuebles registrados.[60]

Ventas Condicionales

Por regla general el Tribunal de Tierras es competente sólo para las acciones reales. Pero la Ley de Ventas Condicionales de Inmuebles (Ley No. 596 de 1941, Artículo 18) le da competencia para todas las dificultades que surjan de tales contratos, por lo que la acción de resolución intentada por el vendedor debe iniciarse ante el Tribunal de Tierras.[61] [62]

Violación de Propiedad

Cuando se trata del delito de violación de propiedad es competente el Juez Primera Instancia al tenor de la Ley No. 5859 de 1962.[63] [64]

Doctrina

  • CONCEPCIÓN,Altagracia.CASTRO,Carmen.FERRERA CUEVAS,Catalina. Et Alii.,Derecho Inmobiliario. Santo Domingo: Escuela Nacional de la Judicatura.2007. 112P.
  • ÁLVAREZ S., Arístides. Interés de distinguir para fines de competencia entre lo que es la mensura catastral y lo que es el saneamiento. En: Revista Jurídica Dominicana, 14(42-43): 59-62. Santo Domingo: julio-diciembre de 1952.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 906. Año 625º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 941. Año 462º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 977. Año 391º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 922. Año 1768º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 932. Año 987º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 946. Año 1205º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 953. Año 461º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 957. Año 872º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 969. Año 1133º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 975. Año 214º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 985. Año 1516º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 988. Año 220º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 989. Año 309º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 990. Año 448º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 55º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1046. Año 30º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 533º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 1006º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 127º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 69º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 828. Año 2230º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 714. Año 828º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 729. Año 2412º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 730. Año 2555º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 774. Año 934º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 1119º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 766. Año 2450º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 766. Año 2538º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 871. Año 1544º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 724. Año 672º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 746. Año 217º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 865. Año 2420º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 711. Año 269º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 173. Año 582º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 712. Año 552º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 718. Año 1970º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 853. Año 2769º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1996º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 721º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 743. Año 2617º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 747. Año 467º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 748. Año 581º
  43. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 821. Año 614º
  44. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 884. Año 1675º
  45. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 892. Año 794º
  46. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 725. Año 1055º
  47. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 726. Año 1153º
  48. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 809. Año 723º
  49. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 727. Año 1887º
  50. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1858º
  51. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 888. Año 2913º
  52. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 783. Año 304º
  53. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 790. Año 1619º
  54. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 715. Año 1152º
  55. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 715. Año 1168º
  56. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 781. Año 2580º
  57. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 731. Año 2970º
  58. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 856. Año 262º
  59. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 895. Año 1387º
  60. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 827. Año 1987º
  61. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 722. Año 71º
  62. Reproducido en Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 734. Año XXIº
  63. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 889. Año 3206º
  64. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 895. Año 1525º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas