Competencia en Materia Penal

De EnjWiki



Ver También: Acción Civil Asistencia a Menores Hábeas Corpus, Competencia

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

Si la víctima del accidente automovilístico muere a los 52 días como consecuencia de traumatismos del cráneo, es competente el Juzgado de Primera Instancia y no el Juzgado de Paz (Artículo 51 Ley No. 241 de 1967)[1]

Siendo el delito de distracción de objeto embargado asimilable al abuso de confianza, que se castiga con pena de 3 a 5 años cuando el perjuicio excede de mil pesos, el Juzgado de Primera Instancia debe disponer la declinatoria por ante el tribunal criminal, a fin de que el Ministerio Público apodere al Juez de Instrucción para que forme la sumaria del caso.[2]

Cuando varias personas son lesionadas en un mismo accidente, basta que las heridas de una de ellas sean curables en un lapso de 10 días o más para que el Juzgado de Primera Instancia sea competente para conocer de las reclamaciones de todos los lesionados. Implicaría un trastorno para la buena administración de la justicia y un olvido de la indivisibilidad del caso, el juzgar al prevenido en el Ju. de Paz para las reclamaciones de las personas con lesiones leves.[3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12]

Tan pronto como se revelan en la jurisdicción correccional los caracteres de un crimen, es deber del Juez desapoderarse y ordenar la declinatoria por ante el Juez de Instrucción (Artículo 10, Ley No. 1014 de 1935)[13] [14] [15] [16]

En el caso del párrafo que antecede, el Juez no está obligado a comprobar si el crimen realmente se ha cometido. Le basta hacer una comprobación prima facie de indicios de la comisión del crimen.[17]

El hecho de haber apoderado al Juzgado de Primera Instancia en atribuciones correccionales no impide a la parte que hizo el apoderamiento pedir luego la declinatoria para que se instruya la sumaria si se trata de un crimen.[18]

Cuando el Tribunal de Primera Instancia es apoderado de un delito que, por tratarse de lesiones curables en menos de diez días, es de la competencia del Juzgado de Paz, si las partes no solicitan la declinatoria, la sentencia se reputa dictada en última instancia. No es apelable, sino sólo recurrible en casación. La Corte de Apelación debió declarar inadmisible la apelación. Su sentencia se casa por vía de supresión y sin envío.[19] [20] [21]

Cuando el Juez de lo penal estima que un asunto sometido no está previsto por las leyes represivas, debe descargar al inculpado y no declararse incompetente.[22]

El Juez de Paz apoderado de una contravención no puede imponer una pena superior a mil pesos (Artículo 1 Código Procedimiento Civil, modificada por Ley No. 845 de 1978). Tampoco puede el Juzgado de Primera Instancia, como tribunal de apelación, imponer una pena superior al límite jurisdiccional del Juzgado de Paz. Debe declarar inadmisible la constitución en parte civil, para que el querellante pueda recurrir a la jurisdicción competente.[23] [24]

Cuando se trata de una contravención, la ley no atribuye competencia sino al Tribunal del lugar donde la misma ha sido cometida. Pero cuando se trata de crímenes o delitos, la ley declara competentes a la vez el tribunal del lugar del delito, el de la residencia del prevenido y el del lugar de su captura (Artículos 20 y 63 Código Procedimiento Criminal).[25]

Los Juzgados de Paz Especiales de Tránsito creados por la Ley No. 585 de 1977 son competentes para conocer de la acción penal y de la acción civil accesoria de la primera.[26]

Un Juzgado de Primera Instancia, actuando como tribunal de apelación, cuando encuentra que el asunto es un delito de su competencia como tribunal de primer grado, no puede transmutarse en Tribunal de Primera Instancia, sino que debe ser regularmente apoderado.[27]

Cuando un Juzgado de Primera Instancia, apoderado como tribunal de apelación de una sentencia del Juzgado de Paz, declara la incompetencia de éste ratione materiae, debe limitarse a declarar su propia incompetencia como Tribunal de apelación, pues de lo contrario privaría al prevenido y a las demás partes del proceso del beneficio del doble grado de jurisdicción.[28]

La competencia ratione materiae es de orden público y puede ser propuesta en todas las jurisdicciones y aun por primera vez en casación. Para conocer de una infracción de la Ley No. 241, es competente el Juzgado de Paz. Especial de Tránsito y no el Juzgado de Paz ordinario.[29] [30] [31]

Los civiles deben ser juzgados por los tribunales ordinarios, aun cuando haya militares acusados del mismo delito.[32]

Si la Corte entendía ser incompetente porque el asunto trataba la violación de un contrato sin características de infracción penal, no debió atribuir competencia a otro tribunal ni declinarle el caso, sino declarar que el mismo no tenía peculiaridades penales.[33]

La Resolución 35/89 del Ayuntamiento del Distrito Nacional no institutuye sanciones penales para los casos de ruidos que rebasan los decibeles soportables, por lo que el Juzgado de Paz de Asuntos Municipales debía aplicar la Resolución 4699 del 28 de junio del 1906, en el sentido de aplicar una multa de RD$1.00.[34]

Doctrina

  • BÁEZ, Damián. De la competencia en materia de habeas corpus. En: Revista Jurídica Dominicana, 2(1): 25-26. Santo Domingo: 1 de enero de 1940.
  • ARISTY J., Arismendy A. Fundamento y Extensión de la competencia penal para la acción civil. En: Cuadernos Jurídicos, 2(24): 39-44. Santo Domingo: enero de 1979.
  • SUÁREZ M., José D. La competenciaen materia de tránsito. En: Revista de Ciencias Jurídicas, 1(12): 341-346. Santo Domingo: agosto de 1985.
  • DOTEL M., Héctor. Las infraciones penales ante el tribunal de tierras. Santo Domingo: Editora Taváres, 1994. 197p.
  • HERNÁNDEZ M., Edgar. El apoderamiento de la jurisdicción de instrucción. En: Revista Procedimientos Jurídicos, 1(3): 5-6. Santo Domingo: enero de 1995.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 743. Año 2490º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 758. Año 284º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 755. Año 3219º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3540º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3566º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 757. Año 3802º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1404º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1446º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 765. Año 2167º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 768. Año 3051º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 774. Año 953º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 844. Año 524º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3430º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 760. Año 585º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 778. Año 1745º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 862. Año 1693º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3654º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 759. Año 522º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 760. Año 595º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 900. Año 2864º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 900. Año 2874º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 793. Año 2123º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 864. Año 2024º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 452º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 864. Año 2042º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 866. Año 139º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 867. Año 416º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 870. Año 1436º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 889. Año 3399º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 889. Año 3413º
  31. Discurso, Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 890. Año 13º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 931. Año 795º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 453º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 451º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p



Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas