Base Legal en la Valoración de los Daños y Perjuicios

De EnjWiki

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

Aumento y Reducción por la Corte de Apelación

La reducción de los daños hecha por la Corte de Apelación debe ser motivada. [1] [2]

Para motivar un aumento de daños por la Corte de Apelación, es suficiente decir que se tuvieron en cuenta “los sufrimientos, aflicciones, molestias, mortificaciones y privaciones de que fue víctima” la parte civil.[3] [4] [5]

El aumento de los daños y perjuicios por la Corte de Apelación debe motivarse.[6] [7] [8] [9] [10] [11]

Aun en caso de aumentarse la cantidad acordada por el Juez de Primera Instancia, basta hacer alusión al certificado médico, siempre que la indemnización no sea irrazonable.[12]

Sin faltar de motivos, la Corte pudo estimar que las faltas del prevenido y de la parte civil concurrieron por igual a la producción del daño y sin embargo mantener la indemnización acordada por el Juez de Primera Instancia, para quien la víctima no tuvo culpa, porque en este caso hay que admitir que, a juicio de la Corte, el daño que recibió la víctima duplicaba el estimado por el Juez de primer grado.[13]

Si los Jueces no establecen explícitamente la proporción en que la falta de la víctima incidió en el daño por ella experimentado, esa proporción se deduce de la reducción de los daños de RD$3,000 a RD$2,500, sin necesidad de otros motivos.[14] [15]

Aun en caso de disminuir la indemnización acordada por el Juez de Primera Instancia, la Corte no está obligada a dar motivos particulares más que cuando hace una apreciación irrazonable.[16] [17]

Para reducir una condenación en daños y perjuicios es suficiente motivación estimar que la suma acordada es ajustada para reparar los daños y perjuicios ocasionados; o afirmar que el Juez que fijó el monto hizo una apreciación excesiva de los mismos.[18] [19] [20]

La descripción de la cesión y la indicación de que una indemnización mayor sería más equitativa constituyen motivos suficientes.[21]

La condena de CODETEL al pago de RD$100,000 por la interrupción del servicio telefónico durante unos pocos días, sin indicación de las circunstancias que permitirían a la Suprema Corte de Justicia apreciar si la magnitud de los daños fue correctamente apreciada, obliga a casar la sentencia por falta de motivos en ese aspecto.[22]

Al ponderar los elementos de juicio, la Corte confirmó en parte la sentencia de primer grado y aumentó el monto de la indemnización a cargo del prevenido y la persona civilmente responsable, ajustado a lo prescrito por los Artículos 1382 y 1383 del Código Civil y a la Ley No. 241.[23] [24] [25]

También es correcta y ajustada a la ley la decisión de la Corte que redujo de RD$350,000.00 a RD$180,000,00 la indemnización del prevenido.[26]

La Corte cometió un error al aumentar la indemnización concedida a la parte civil por el Juez de Primera Instancia, pues al haberse acogido en primer grado todas las conclusiones de dicha parte no se justificaba el recurso de apelación de ésta y debió declararse inadmisible, por falta de interés.[27]

Daños a un Vehículo

Los daños a un vehículo accidentado (costo de reparación, tiempo sin uso, depreciación), aunque haya sido reparado, deben ser objeto de motivación explícita.[28] [29] [30]

Al estimar que los daños causados al vehículo ascendían a la suma de RD$1,500, el Juez no tenía que dar motivos.[31] [32]

El fallo debe exponer los hechos que dieron lugar a la condena a daños y perjuicios por lucro cesante y depreciación del vehículo. Los Jueces del fondo tienen la obligación de expresar los elementos constitutivos del perjuicio.[33] [34] [35] [36]

Cuando en los accidentes de tránsito no ocurren sino desperfectos de los vehículos, es necesario describir, aunque sea a grandes rasgos, los daños sufridos por éstos.[37]

Es suficiente declarar que la suma concedida representa la justa reparación de los daños de desperfecto del vehículo, lucro cesante y depreciación.[38]

Los Jueces del fondo gozan de un poder soberano para fijar el monto de la indemnización y sólo cuando hagan una apreciación irrazonable de los daños puede ser de lugar la exigencia de motivos particulares.[39] [40]

No basta indicar que existen documentos que justifican los gastos de reparación. Debe hacerse una relación de los desperfectos. Es idóneo como medio de prueba un presupuesto de reparación preparado por un mecánico.[41]

Los Jueces deben indicar los hechos y motivos que justifiquen el monto de los daños y perjuicios concedidos.[42] [43] [44]

La prueba de los daños puede establecerse por una factura sobre las piezas y costo de la reparación, el tiempo invertido en ésta y los testimonios presentados.[45]

La Corte apreció que todo vehículo impactado debe ser llevado a un taller a fines de reparación, y además sufre depreciación.[46]

Daños Materiales

Cuando los Jueces acuerdan el pago de "daños morales y materiales" debe, en cuanto a los materiales, señalar en qué consistieron.[47]

Incidencia de la Falta de la Víctima

Si el Juez estima que hubo falta de la víctima, debe ponderar la incidencia de esa falta en el daño cuya reparación se reclama.[48] [49]

Los Jueces no están obligados a hacer un cálculo matemático de las incidencias de las faltas, sino que basta con que fijen equitativamente el monto de la indemnización.[50]

Cuando la falta de la víctima concurre con la falta del prevenido, los Jueces deben establecer en su sentencia la proporción que, de acuerdo con la gravedad de las faltas, deberá soportar cada uno de ellos en la reparación del daño. Si se determina que la falta de la víctima guarda la misma proporción que la falta del prevenido, y se fija el daño total en RD$5,000, resulta incorrecto condenar al prevenido al pago de RD$3,000.[51]

No es necesario establecer expresamente las respectivas faltas de las partes, si aparece que la indemnización se calculó teniendo en cuenta ambas faltas.[52]

Indemnización Global

Una indemnización global de RD$3,000 para cubrir los daños materiales y morales del lesionado y los daños a su bicicleta satisface el voto de la ley.[53]

Lesiones Corporales y Muerte

No necesitan motivarse los daños que se fijan en caso de lesiones o de muerte, si no son irrazonables y no se apartan de los niveles seguidos por los Jueces prudentes.[54] [55] [56]

No es necesario dar motivos especiales acerca de los daños morales y materiales que sufre la madre del difunto a consecuencia de su muerte.[57]

En el caso de lesiones, el daño constituido por los sufrimientos no necesita mayores explicaciones. Tratándose de golpes y heridas, la indicación de su gravedad es motivación suficiente.[58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65]

Basta que la sentencia dé constancia de la ocurrencia de las lesiones, para que la condena a daños y perjuicios se considere justificada, teniendo en cuenta que la Corte pudo haberse basado en el Certificado Médico Legal que obra en el expediente.[66] [67] [68] [69] [70] [71]

No requiere especial motivación la condena de daños materiales y morales a los padres de un niño que sufrió lesión permanente, pues la lesión priva a los padres del auxilio de su hijo.[72]

Para motivar los daños causados a los niños menores por la muerte de su padre, basta tomar en cuenta sus edades, lo cual constituye una comprobación implícita del sufrimiento experimentado por ellos.[73]

Siendo incuestionables los daños morales producidos por lesiones corporales, la condena a una suma global por daños y perjuicios materiales y morales contiene motivos suficientes.[74] [75] [76] [77]

Aunque en el fallo no se indiquen las lesiones sufridas por la víctima del accidente, si se expresa que sufrió “golpes curables después de los 9 meses y antes de los 12 según certificado médico”, se cumple con el voto de la ley.[78] [79]

El Juez puede, sin expresar motivos, acordar en la misma sentencia una indemnización de RD$6,000 a una persona con lesiones curables en menos de 10 días y de sólo RD$400 a otra persona con lesiones curables en más de 10 días.[80]

Los Jueces pueden condenar a daños materiales y morales sin describir en detalle los daños causados por uno u otro concepto. Como motivo de los daños morales basta hacer alusión a la gravedad de las lesiones y los sufrimientos de la víctima.[81] [82]

El Juez debe describir las lesiones físicas; no basta con indicar el tiempo de la curación.[83]

El recurrente sostuvo que, para cuantificar el daño moral de la hija por la muerte de su padre, es necesario diferenciar si éste mantenía a aquella o viceversa y otras circunstancias. Pero basta hacer alusión a la relación para justificar el monto de la indemnización sin dar motivos especiales.[84]

Es suficiente que los Jueces establezcan que la falta del conductor ocasionó la muerte de un menor, para condenarlo junto con la persona civilmente responsable a una indemnización en favor de los padres.[85] [86] [87]

Los Jueces gozan de un poder soberano para determinar la importancia del perjuicio y fijar la indemnización, sin tener que dar motivos especiales.[88]

Pero para conceder indemnización a parientes distintos de los padres, hijos y cónyuges, es necesario que el interesado demuestre la dependencia económica o relación afectiva que tenía con el fallecido, para los Jueces apreciar el perjuicio psicológico que amerite una condigna reparación; la solución contraria implicaría una multiplicidad de acciones derivadas de accidentes con víctimas mortales.[89]

Lucro Cesante

Para evaluar los daños y perjuicios resultantes del desalojo ilícito del recurrido de una parcela arrocera, la Corte se fundó en un informe pericial que contenta un cálculo del costo del cultivo y del beneficio resultante, sin la intervención de factores externos. Pero la Corte debió también ponderar los beneficios realmente obtenidos antes del desalojo y el precio del arrendamiento. Además, el informe evalúa los daños resultantes de la privación del equipo del recurrido, sin precisar el destino que tuvo ese equipo. El informe evalúa los daños morales en un 50% de los daños materiales, sin precisar la base de dicho porcentaje. Por esas razones se casa la sentencia.[90]

Pérdida de Equipaje

La Corte a qua condenó a la línea aérea a indemnizaciones de RD$3,000 y RD$10,000, sin precisar la magnitud de esos daños ni exponer una descripción de los mismos, con lo cual dejó sin base legal la sentencia impugnada.[91]

Doctrina

  • NOUEL Y BOBADILLA, José M. Daños y perjuicios contra el Estado Dominicano y la compañía explotadora del ferrocarril central Dominicano. En: Reminiscencia Forense. Santiago: Editorial el Diario, 1941, pp. 249-264.
  • NOUEL Y BOBADILLA, José M. José Eugenio Kunhardt: recisión del contrato y daños y perjuicios. En: Reminiscencia Forenses. Santiago: Editorial el Diario, 1941, pp. 51-68.
  • ESQUEA G., Enmanuel. Los fundamentos de la responsabilidad civil delictual y cuasidelictual. En: Mundo Jurídico, Santo Domingo: Editora Cañabrava, 1985, pp. 127-169.
  • Artículo 128 del código civil. En materia de divorcio es improcedente estatuir sobre una demanda en daños y perjuicios. II. Competencia de los tribunales Dominicanos. En: Revista Procedimientos Jurídicos, 1(1): 14. Santo Domingo: noviembre del 1994.
  • El desalojo por falta de pago, no puede ser fuente generadora de indemnización alguna en daños y perjuicios: Decreto 5541 de 1948. En: Revista Procedimientos Jurídicos, 1(2): 9. Santo Domingo: diciembre de 1994.
  • LUCIANO P., Rafael. Los daños y perjuicios resultantes del divorcio. En: Gaceta Judicial, 1(6):20. Santo Domingo: Editora Judicial, S.A. 1-15 de mayo de 1997.

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 716. Año 1656º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 140º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 718. Año 2052º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 795. Año 169º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 804. Año 2236º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 719. Año 2341º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 756. Año 3598º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 799. Año 1151º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 868. Año 685º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 882. Año 1038º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 883. Año 1365º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1310º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 770. Año 6º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 773. Año 696º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 794. Año 109º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 801. Año 1387º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 823. Año 1020º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 831. Año 280º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 847. Año 1431º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 924. Año 2082º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 903. Año 215º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 103º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 318º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 238º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 581º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 307º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1068. Año 152º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 748. Año 589º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 749. Año 799º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 758. Año 265º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 828. Año 2256º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 870. Año 1352º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 829. Año 2428º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 863. Año 1767º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 876. Año 3542º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 880. Año 669º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 848. Año 1827º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 875. Año 3151º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 875. Año 3328º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 381º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 881. Año 934º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 897. Año 2038º
  43. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 901. Año 3014º
  44. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 903. Año 308º
  45. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 337º
  46. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 310º
  47. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 906. Año 493º
  48. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 710. Año 144º
  49. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 759. Año 543º
  50. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 739. Año 1574º
  51. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 771. Año 216º
  52. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 781. Año 2648º
  53. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 885. Año 1967º
  54. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 724. Año 703º
  55. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 750. Año 1330º
  56. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 753. Año 2380º
  57. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 731. Año 3025º
  58. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 740. Año 1851º
  59. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 741. Año 1938º
  60. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 744. Año 2862º
  61. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 747. Año 322º
  62. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 759. Año 469º
  63. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 763. Año 1526º
  64. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 774. Año 886º
  65. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 807. Año 222º
  66. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 760. Año 609º
  67. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 762. Año 1385º
  68. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 450º
  69. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 382º,538º
  70. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1065. Año 194º
  71. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 310º
  72. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 760. Año 706º
  73. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 761. Año 980º
  74. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 765. Año 2297º
  75. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 766. Año 2435º
  76. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 269º
  77. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 543º
  78. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 805. Año 2398º
  79. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 876. Año 3570º
  80. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 807. Año 379º
  81. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 840. Año 2449º
  82. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1792º
  83. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 877. Año 3931º
  84. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 908. Año 1078º
  85. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 479º
  86. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 622º
  87. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 385º
  88. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 581º
  89. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 385º
  90. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 893. Año 1021º
  91. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 877. Año 3833º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p

Enlaces Relacionados

Gaceta Judicial

--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy Berliza 11:39 19 ago 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas